Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes aprueban sin oposición la nueva televisión pública valenciana

La Comunidad Valenciana recupera sus medios de comunicación tras el cierre de RTVV

Puig, Oltra y Morera acceden al pleno que ha aprobado la ley de la nueva televisión valenciana.
Puig, Oltra y Morera acceden al pleno que ha aprobado la ley de la nueva televisión valenciana.

La mayoría del pleno de las Cortes Valencianas ha recibido hoy con un cerrado aplauso la aprobación de la proposición de ley de creación de la nueva Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (radio y televisión). La norma ha salido adelante sin ningún voto en contra, dos años y ocho meses después de que el Gobierno de Alberto Fabra (PP) cerrase la Radiotelevisión Valenciana (RTVV).

PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos han votado a favor mientras que el PP se ha abstenido. En total, la proposición de ley que regula la nueva televisión autonómica valenciana se ha aprobado por 64 votos a favor y 29 abstenciones.

La ley introduce nuevos mecanismos de control y supervisión sobre la corporación de medios de comunicación. Prevé que el presidente se elija por convocatoria pública y se crean un consejo rector, otro de la Ciudadanía y otro de Informativos que elegirán las Cortes y otros organismos, no la Generalitat. También hay una cláusula antimonopolio para que la producción audivisual sea diversificada y ninguna compañía absorba el grueso de la programación. 

La nueva corporación autonómica funcionará con unas aportaciones económicas limitadas a una horquilla de entre el 0,3 y el 0,6% del Presupuesto de la Generalitat Valenciana, ya que una de las rémoras de la extinta RTVV fue los 1.300 millones de euros de deuda que acumuló en sus años de funcionamiento.

Algunos de los extrabajadores de Canal 9 han seguido el debate desde la tribuna de invitados pero no han celebrado la aprobación de la nueva ley. El papel de este colectivo en la nueva radio y televisión valencianas ha sido uno de los puntos más polémicos en la elaboración de la ley aprobada hoy. Podemos, que ha dirigido la ponencia de la ley, ha intentado hasta última hora que los extrabajadores de RTVV fuesen prioritarios a la hora de trabajar en el nuevo ente. Al final, ser extrabajador de Canal 9 o Ràdio 9 contará como mérito diferenciado para formar parte de la bolsa de trabajo de empleo temporal pero las plazas definitivas se cubrirán por concurso público.

"Los trabajadores no fueron los culpables del cierre de RTVV", ha defendido el portavoz parlamentario de Podemos, Antonio Montiel, desde la tribuna de las Cortes. El diputado de Ciudadanos Antonio Subiela ha recordado que está pendiente un recurso de inconstitucionalidad y una demanda en la Audiencia Nacional que puede dar por nulo el Expediente de Regulación de Empleo de RTVV, y ha planteado un retraso en la aplicación de esta ley hasta que haya sentencia firme sobre los extrabajadores. La moción no ha prosperado.

La socialista Rosa Peris ha dicho que "hoy puede ser un buen día para el consenso superando algunas de las miserias del pasado", en alusión a la etapa de los gobiernos del PP, en la que la plantilla creció hasta los 1.500 empleados y la deuda hasta los 1.300 millones de euros. Peris ha asegurado que la nueva Corporación Valenciana de Medios de Comunicación "vertebrará y cohesionará nuestra sociedad, difundirá nuestra cultura y lengua" y será un modelo "basado en la independencia, la pluralidad informativa y social".

Será "un modelo donde ningún director se permita el lujo de acosar a ninguna trabajadora y donde nadie más encubra , tape o sea cómplice", ha dicho Peris en referencia al exjefe de Recursos Humanos del ente Vicente Sanz, condenado por acoso y abusos sexuales a tres trabajadoras.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha destacado que se cierra "una etapa negra", pero "no desde el olvido, sino desde la memoria", y ha celebrado que la sociedad valenciana vaya a contar con unos "medios de comunicación independientes, sin injerencias de los partidos y en valenciano".

El diputado del PP, Jorge Bellver, ha acusado a los partidos del Gobierno valenciano de "engañar a mucha gente", en referencia a las promesas que en campaña electoral se hicieron sobre la reapertura de la radio y televisión pública y la posibilidad de reubicar a los empleados de Canal 9 en la nueva televisión.

El PP ha justificado su abstención con la tesis de que esta ley es coincidente al 90 % con la anterior promulgada en 2012, pero "no consensuada, imprudente, no meditada, incorrecta e interesada".

La ley no establece plazos de creación ni tampoco número de empleos -eso lo decidirán los órganos de gobierno del ente- pero se espera que la televisión autonómica empiece a emitir antes de que acabe este año, aunque sea en pruebas.

Más información