Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Comunidad dice que el polémico cierre de colegios “no es definitivo”

El consejero de Educación sigue estudiando el cierre de aulas en cuatro centros y remarca que hay que concentrar a los alumnos por "ineficiencia en el gasto”

Una niña en su aula del colegio público Cortes de Cádiz de Madrid el pasado septiembre.

La Comunidad estudia la posibilidad de cerrar varios colegios públicos porque “hay ineficiencia en el gasto”. En la plataforma reivindicativa change.org muchos padres reclaman con éxito de firmas que no se cierren los centros en los que estudian sus hijos. Ante la preocupación de las familias, y al tiempo que se reorganizan las aulas para el curso 2016/2017, el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, ha asegurado que la decisión de la clausura “no es definitiva”, pero ha resaltado que “no hay capacidad financiera” para mantenerlos todos abiertos.

Además, Van Grieken ha insistido en la Asamblea en que en 2013 –los niños que se escolarizan ahora en primero de infantil para el curso que viene- nacieron un 20% de menos de niños que en 2008. Ello supone que sobren aulas. Entre los colegios en riesgo de cierre se encuentra el Antonio Moreno Rosales en Lavapiés, el José Bergamín en Fuencarral-El Pardo o aulas en Getafe y Aranjuez. Las familias se movilizan ahora para evitar el cierre.

Llegar a la ratio

Van Grieken ha recordado que se da el ejemplo de tres centros en un mismo barrio separados por 500 metros y que suman menos de 400 alumnos. Y se pregunta si merece mantenerlos todos abiertos. O centros en los que se junta en un aula a los alumnos de quinto y sexto de primaria para llegar a la ratio.

Cecilia Salazar-Alonso, portavoz de Educación de Podemos en la Asamblea que ha formulado la pregunta del cierre, opina que la reorganización debía plantearse tras terminarse el plazo para pedir plazas, pues “se dificulta el derecho de la libre elección de centro” con una “desinformación interesada”.