Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El exfiscal Villarejo rompe con Podemos por no investir a Sánchez

"El objetivo es echar a Rajoy y deberían abstenerse", afirma el antiguo eurodiputado de la formación morada

Carlos Jiménez Villarejo abraza a Pablo Iglesias en un acto celebrado en julio de 2014 en Madrid.

El exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, que fue unos meses eurodiputado de Podemos con Pablo Iglesias, ha roto su relación con ese partido por discrepar abiertamente de la estrategia seguida desde las elecciones del 20 de diciembre y considerar que deberían facilitar la investidura de Pedro Sánchez con su abstención. "Yo solo deseo que Mariano Rajoy se vaya a la calle para hacer otro tipo de políticas, no que haya nuevas elecciones y sigamos así", ha asegurado Villarejo este viernes a EL PAÍS.

En su opinión, Podemos se ha equivocado de plano en el proceso de negociación para llegar a un acuerdo de izquierdas con el PSOE y eso ha allanado el camino al pacto de los socialistas con Ciudadanos. "Quien tiene que ceder más en una negociación es quien tiene menos votos y menos escaños y es Podemos quien está en esa situación, con el 20,6% y la tercera fuerza de Congreso", ha explicado el fiscal. En su opinión, lo deseable hubiera sido el pacto de izquierdas, pero ante esa imposibilidad, "el objetivo básico y fundamental debería ser expulsar al Gobierno del PP por sus políticas regresivas en economía, libertades públicas y fracaso para afrontar la crisis".

Para hacer posible ese deseo, Jiménez Villarejo recuerda que es necesaria la abstención de Podemos. "Así se lo comuniqué a Pablo Iglesias en una extensa carta hace unos días y este jueves, pero no he tenido respuesta", explica el jurista.

Ese desencuentro constata la ruptura definitiva del exfiscal con el partido en el que militó durante más de un año y del que se dio de baja tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre, en las que Podemos concurrió en la candidatura de Catalunya sí que es Pot. "Hicieron una campaña pésima y lograron peores resultados que Iniciativa per Catalunya en las anteriores elecciones", recuerda Villarejo.

El fiscal ya rompió en su día con los ecosocialistas que lideraba entonces Joan Herrera por la defensa del derecho a decidir y ahora también discrepa abiertamente de la defensa que hace Podemos de la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña. "Hay que decir a la gente que el programa electoral de Podemos habla de que la Generalitat convocará esa consulta y eso es legalmente imposible, porque no está amparado en ninguna de las dos leyes catalanas que regulan esa materia, sino que es competencia del Estado", asegura Jiménez Villarejo.

Tras su distanciamiento con Iniciativa per Catalunya, Jiménez Villarejo se afilió a Podemos y fue miembro de su Consejo Ciudadano. Posteriormente concurrió a las elecciones europeas de mayo de 2014, en la lista que encabezó Pablo Iglesias, y ambos salieron elegidos. Sin embargo, el fiscal no pudo soportar mucho tiempo el trasiego de los viajes a Bruselas y la intensa actividad que desarrollaba en la Eurocámara, donde Villarejo asistía a todas las reuniones de principio a fin.

Ahora lamenta la "actitud intransigente" de su antiguo partido en el proceso de negociación con el PSOE y reprocha a Pablo Iglesias el tono de su discurso del pasado miércoles, en la primera sesión del debate de investidura. "Fue un tono arrogante y áspero que puso el acento en hechos que no venían al caso", dice el jurista en alusión al recuerdo del GAL que hizo el líder de la formación morada. "Ahora lo importante es combatir el paro y hacer otras políticas sociales y eso hubiera sido posible con el pacto del PSOE y Ciudadanos", insiste Jiménez Villarejo.

"Yo no comparto ni la mitad de ese programa, pero siempre es preferible tener un Gobierno presidido por Pedro Sánchez que no vernos abocados a otras elecciones", zanja el exfiscal anticorrupción.

Más información