Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa Bloc albergará refugiados que ya llevan meses en Cataluña

El Ayuntamiento realiza sesiones informativas con los vecinos de Sant Andreu

Los primeros beneficiarios del plan de la Generalitat, el mundo local y las entidades sociales para atender a los refugiados no vendrán de los campos de refugiados de los Balcanes o Turquía. Una treintena de personas que ya eran atendidas en Cataluña desde hace meses y que provienen de sitios como Ucrania serán ubicadas próximamente en la Casa Bloc, en el distrito barcelonés de Sant Andreu.

Ante la inoperancia para poner en marcha los planes europeos de acogida por cupos, el Gobierno catalán ha decidido abrir las puertas de la casa para echarle un capote a las entidades, ya de por sí muy saturadas y con pocos recursos disponibles. El Ayuntamiento, por su parte, inició charlas informativas con los vecinos de Sant Andreu para explicar los planes de la Generalitat, según reveló ayer El Periódico de Catalunya y ha destinado un trabajador social para ayudar al proceso de integración de los nuevos habitantes de la vieja residencia de viudas de militares.

Las personas que llegarán a este edificio llevan entre dos y tres meses en Cataluña y llegaron por la frontera sur de España o por el aeropuerto. Todos ya estaban bajo la atención del Programa Estatal de Refugiados y reciben ayuda de entidades como la Cruz Roja o la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado.

La Casa Bloc constituye junto con el centenario albergue y casa de colonias de La Conreria (en Tiana) y una finca de la fundación Sant Joan de Déu (Manresa) la lista de emplazamientos de primera acogida de las familias, el sitio donde se les reúne y se les hace un trabajo de acompañamiento antes de llevarlas a pisos independientes. El inmueble barcelonés estuvo en obras desde noviembre para mejorar las condiciones de acogida.