Colau considera “desproporcionada” la huelga de metro durante el MWC

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, niega que TMB planteara al comité de empresa cerrar el convenio y hace público el sueldo medio de la plantilla

"Hemos hecho el máximo esfuerzo, tenemos la conciencia tranquila, pero hacer huelga me parece desproporcionado". La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha respondido así a los trabajadores del metro, que esta madrugada se levantaron de la mesa de negociación y decidieron mantener la huelga de 24 horas los próximos lunes y miércoles. "No podemos decir que sí a todo", ha remachado la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, que ha negado, como dicen los sindicatos, que la empresa planteara cerrar el convenio como condición para seguir en la mesa de negociaciones.

Colau y Vidal han comparecido esta mañana acompañadas del gerente del Ayuntamiento, Jordi Martí, y la plana mayor de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Ambas han querido dejar claras dos ideas: que TMB hizo una propuesta de mejora de las condiciones de máximos y que ir más allá habría comprometido la calidad del servicio y habría obligado a subir tarifas. La alcaldesa ha hecho un "llamamiento a la responsabilidad", ha recordado que la huelga de metro no es la primera que vivirá Barcelona y ha asegurado que "la normalidad está garantizada".

La alcaldesa ha recordado que el conflicto empezó con una negociación de convenio, y "no porque la empresa planteara recortes, sino mejoras en diferentes ámbitos". Una reducción de la temporalidad y un aumento salarial. "A pesar de esto consideraron que no era suficiente y convocaron una huelga coincidiendo con el Mobile World Congress".

Colau ha insistido mucho en el hecho que el pasado viernes se puso al frente de las negociaciones, una situación insólita que califica de excepcional, "A pesar de que voces de mi entorno me lo desaconsejaron. Pero estoy aquí para dar la cara", ha dicho. "Estoy muy contenta de haberlo hecho aunque no lo hayamos logrado", ha concluido la alcaldesa.

Vidal ha recordado que la oferta de la empresa preveía un incremento salarial de 360 euros anuales por una plantilla que, de media, tiene un sueldo mínimo de 33.000 euros, ha dicho; la preservación de los puestos de trabajo, la cobertura de bajas para mantener la ocupación y reducción de la temporalidad. Ayer todavía hubo más mejoras sobre la mesa: contratación a jornada completa en el área de mantenimiento y un día festivo más, ha explicado Vidal.

Más información