Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rita Barberá advierte a Bonig en un mensaje: “Cuidado con lo que decís”

La senadora valenciana del PP recrimina a la presidenta regional su deslealtad vía SMS

La consejera y portavoz María José Catalá, la alcaldesa Rita Barberá, y la consejera Isabel Bonig. VÍDEO: ATLAS

Las relaciones entre la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, y la exalcaldesa y senadora Rita Barberá empeoran por momentos. El caso Taula, que investiga una presunta red de amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales y un posible blanqueo de dinero, ha estallado sobre Barberá. Por ello, los populares valencianos le han pedido públicamente que dé explicaciones porque casi todo su equipo municipal está imputado. A Barberá no le ha gustado el gesto. "¿De qué quieres que dé explicaciones?", le escribió Barberá a Bonig en un mensaje de texto.

El 2 de febrero, según fuentes del partido han confirmado a EL PAÍS, Barberá remitió un SMS a Bonig para expresarle su malestar. La presidenta regional de los populares había comparecido ese mismo día para dar explicaciones sobre las imputaciones del equipo municipal de Barberá y para anunciar que reclamaría el acta de los ediles cuando se levantase el secreto de sumario si seguían imputados.

La respuesta de Barberá a las presiones de su partido, que llegaban tanto desde Madrid como desde Valencia, fue emitir la misma noche del 2 de febrero un comunicado público en el que reconocía que había atendido las peticiones de donaciones económicas del partido —como la mayoría de ediles y asesores—, "pero siempre desde la legalidad". Eso fue en público porque en privado, además del comunicado, le envió un mensaje a Bonig.

Ese mensaje tenía una segunda parte, donde la senadora advirtió: "Cuidado con lo que decís". "Recordad por qué estáis ahí, porque yo di la cara por vosotros", continuaba el SMS de Barberá a Bonig el pasado 2 de febrero. "Esto me da fuerza, me habéis activado. No me merezco esto". 

Bonig, según las mismas fuentes, no respondió a las misivas de Barberá. Optó por el silencio. La exalcaldesa se quejaba con este mensaje de la falta de lealtad de sus compañeros de partido, a los que había apoyado en su ascenso a la dirección.

La presidenta regional del PP citó el pasado lunes, 15 de febrero, a todos los concejales del PP de Valencia investigados para pactar la entrega del acta. Fue una reunión tensa, en la que al final los ediles se comprometieron con Bonig a entregar el acta si siguen formalmente imputados cuando se levante el secreto de sumario. Barberá no estuvo presente en la reunión.

Fuentes del PP señalan que la senadora popular envió esos mensajes en un momento en que las relaciones eran muy tensas en el partido. Desde que estalló el escándalo, Bonig ha sido una de las primeras interesadas en que Barberá dé un paso atrás y deje de estar en la primera línea de la política.

Más información