ENTREVISTA

“Si Cristina Cifuentes se marcha, replantearemos nuestro acuerdo”

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea regional, recuerda que pueden forzar "la caída del Gobierno”

Ignacio Aguado (Madrid, 1983) es el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea regional. Su partido permitió la investidura de Cristina Cifuentes (PP), pero no avala todas sus propuestas: la ha obligado a cambiar leyes y a hacer inversiones que no quería. Aguado se muestra orgulloso de que la ha obligado a “teñir de naranja su agenda”. Eso sí, si Cifuentes decide dar el paso a la política nacional, ya le avisa de que el acuerdo queda en el aire. “Tenemos la capacidad de forzar la caída del Gobierno”, recuerda.

Pregunta. Desde que se constituyó el Gobierno regional, su partido ha forzado al PP a dar marcha atrás a bastantes normas. ¿Se siente usted el aliento tras la nuca de Cifuentes?

Respuesta. No. Ella sabe perfectamente cuál es el momento político en que vivimos. Debe cumplir el acuerdo de investidura que firmamos. Ya no tiene mayoría absoluta, ya no vale el 'porque lo digo yo'. Tiene que adaptarse o morir. Es cierto que Ciudadanos está marcando sus prioridades. Siendo humildes, estamos condicionando todo un Gobierno regional tiñendo su agenda de naranja.

P. ¿Y cómo están viviendo los escándalos de corrupción del PP?

R. Con la sensación de estar viviendo el día de la marmota. Amanecemos cada mañana con un nuevo caso de corrupción de años pasados. Es dramático y repugnante. La envergadura es tal que vamos a pedir que la comisión de investigación de corrupción prevista para un año se extienda a toda la legislatura porque si no, no va a dar tiempo a depurar responsabilidades.

P. ¿Están cómodos con Cristina Cifuentes?

R. No estamos con ella, sino en la oposición. Firmamos un acuerdo de investidura que le permitió empezar una legislatura. Pero gobiernan en solitario, y nosotros estamos en la oposición con Podemos y PSOE, aunque es cierto que somos determinantes a la hora de aprobar cada una de las leyes. Tenemos la capacidad de forzar la caída de un Gobierno regional. La responsabilidad es mucho mayor que la crítica fácil. En ocho meses de legislatura, hemos cumplido o puesto en marcha el 60% de lo acordado. Es un buen balance.

“Ya no vale el ‘porque yo lo digo’. El PP tiene que adaptarse o morir”

P. ¿Y si Cifuentes diera el salto al PP nacional?

R. Hemos firmado un acuerdo con ella. Si decidiera abandonar, replantearíamos nuestro acuerdo de investidura. Conocemos su compromiso y no ha fallado, pero no sabríamos que sucedería con quien la sustituyera.

P. ¿Y no le va a pedir que reemplace a Juan Carlos Vera, su secretario en la gestora, mencionado en el sumario de la Gürtel?

R. Eso es un tema de partido. Cómo limpian los responsables el PP es cosa de ellos. Luego los madrileños decidirán en quién confían en las próximas elecciones.

P. ¿Es Cifuentes diferente de Aguirre?

R. No conozco a Aguirre en profundidad, pero creo que tiene una manera distinta de entender la política. Ella ha sido la máxima responsable del PP durante los últimos 12 años, que coinciden con la mayor etapa de corrupción política en la Comunidad, y alguna o mucha responsabilidad tiene.

P. Unas veces se alían con el PSOE, otras con el PP. ¿Cómo lleva esa dualidad?

R. Somos un partido muy pragmático y nos caracterizamos por preguntar qué se propone y no quién lo propone. En los últimos años llevamos viendo a dos partidos, PP y PSOE, que simplemente porque lo presenta el de enfrente ya no me gusta. Algo tendrá de bueno tu rival. Ocupar el centro político nos permite llegar a acuerdos con unos y con otros sin romper nuestros principios. Estamos sacando adelante medidas que no se habían visto nunca. El PSOE ha conseguido meter en los presupuestos 150 enmiendas. Nunca habían metido tantas y eso es positivo porque los presupuestos han mejorado.

“Queremos que la comisión de investigación se alargue cuatro años”

P. Daban por hecho que se retirarían los cuadros de los expresidentes Ramón Espinar y Jesús Pedroche, pero PP y PSOE no han querido y siguen en su sitio.

R. No lo dábamos por hecho. Era un gesto político que nos parecía que se debía hacer. Pero ahí siguen a sabiendas de que han vivido muy bien a costa de los madrileños.

P. Si Sánchez y Rivera llegaran a un pacto, ¿sería de pronto su situación incómoda?

R. No. De hecho, es lo que estamos intentado a nivel nacional, llegar a un acuerdo y elaborar una hoja de ruta. Aquí en Madrid vamos por otro canal, el regional. No es incompatible, todo lo contrario. Nos coloca en un centro político donde aquí llegamos a acuerdos con el PP, en Andalucía con el PSOE y a nivel nacional con Sánchez. Es nuestro papel.

P. Ciudadanos quiere dar una imagen de lejanía de Podemos, sin embargo, en la Asamblea han llegado a muchos acuerdos.

R. Objetivamente estamos lejos de Podemos en los temas nucleares. No estaríamos por la labor de darles el Ministerio de Economía o el CNI. Sería contrario a lo que defendemos. Además, con la exigencia de un referéndum, plantean saltarse el artículo 1 de la Constitución, y Ciudadanos surgió precisamente para evitar que Cataluña se separara de España.

P. ¿Qué le parece Telemadrid?

R. Está en una etapa de profundísima transformación. En un ejemplo de cómo puedes acabar con algo público en diez años. Aguirre cogió la cadena en 2003 con un 17.4% de cuota y actualmente está por debajo del 4%. La han utilizado de manera obsesa políticamente hasta llevarla a la irrelevancia. Tenemos dos opciones: o la cerramos o intentamos reformarla para que vuelva a ser una cadena interesante, sostenible, independiente y despolitizada. Y en esa segunda opción es en la que estamos. Hemos cambiado la ley hace mes y medio y estamos en un proceso de transformación. Los políticos ya no podrán tomar decisiones en la cadena.

P. Pero todavía no se ha renovado su consejo de administración.

R. Siguen estando los mismos que estaban a día de hoy. Decidimos posponer el cambio del consejo hasta que estuviera lista la nueva ley, que se aprobó en diciembre. Estamos tardando más de lo que nos gustaría. Se prevé que en menos de un mes tengamos los nuevos consejeros, y ellos elaboraran un pliego público del que saldrá el nuevo director general.

P. ¿Cómo espera mejorar las listas de espera en la Comunidad?

R. Teníamos hospitales públicos muy buenos que tenían los quirófanos cerrados por las tardes y los fines de semana. Ahora empiezan a abrirse. Llevamos poco tiempo pero estamos obligando al Gobierno a que se ponga las pilas y estamos tiñendo de naranja sus prioridades y eso es positivo.