Muere la diputada catalana Muriel Casals, referente del soberanismo

"Sabremos cumplir su sueño", dice Puigdemont sobre el deseo de independencia de la expresidenta de Òmnium Cultural

La hasta ahora diputada de Junts pel Sí (JxS) y expresidenta de Omnium Cultural, Muriel Casals, falleció en la madrugada del domingo, después de estar dos semanas luchando por su vida en el Hospital Clínic de Barcelona. Casals fue ingresada el 30 de enero tras sufrir un traumatismo craneoencefálico tras haber sido atropellada por una bicicleta en el cruce de las calles Urgell y Provença

El accidente le provocó un traumatismo craneoencefálico con un hematoma subdural, que requirió drenaje quirúrgico, y fractura de pelvis, por lo que permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínic. En las últimas 48 horas, el estado de Muriel Casals había empeorado notablemente y se temía un desenlace inminente.

Casals tenía 70 años, era una de las caras más visibles del proceso independentista y las elecciones del 27 de septiembre ocupó el número tres en la lista de Juns pel Sí por Barcelona. Esta formación informó en un comunicado del fallecimiento, que se produjo a las 1.06 horas de ayer. La Generalitat había avanzado la muerte la noche del sábado pero la noticia fue posteriormente desmentida.

Todos los partidos expresaron su pésame por el repentino fallecimiento de Casals, que presidió la constitución de la comisión del proceso constituyente el día antes de ser atropellada El funeral se celebrará en la intimidad de la familia y los amigos más próximos. Junts pel Sí anunció que en los próximos días se convocará un acto de despedida abierto a la sociedad.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, realizó una declaración institucional en la que vaticinó: “sabremos completar el sueño de tanta gente que como la Muriel ha ayudado a hacer luminoso y posible”. Artur Mas, su antecesor, dijo de Casals en un comunicado que “concentraba todas las virtudes del proceso soberanista y ninguna de sus miserias: de todos nosotros era la mejor”.

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, se sumó a las muestras de pésame. “Recordaremos a la Muriel como una mujer extraordinaria, como la sonrisa de la revuelta”, mientras que Omnium Cultural afirmó: “Seremos fieles a tu lucha: la libertad de nuestro país3. Al frente de esta entidad, Casals se convirtió en una referencia del soberanismo impulsado desde la sociedad civil y fue una de las promotoras de la manifestación del 10 de julio de 2010 contra la sentencia del Tribunal Constitucional que recortaba el Estatut, una marcha considerada como punto de partida del auge independentista en el último lustro.

Nacida en el exilio, en Avignon (Francia), Casals estuvo vinculada militó en el PSUC, posteriormente en ICV, hasta acabar en la candidatura de Junts pel Sí el 27 de septiembre.

Entre las muestras de pesar por la muerte, Esquerra Republicana aseguró: “Gracias, Muriel, por tu empuje, fuerza y sonrisa. Culminaremos el camino hacia nuestro sueño: la libertad. Lo haremos por ti. Te añoramos”. En sentido parecido se expresó Convergència. “Cumpliremos con tu anhelo de conseguir un país libre, más justo y próspero”. La CUP se expresó en otro comunicado “con tristeza, con ternura, que la tierra te sea leve. El mejor homenaje, la victoria”.

PSC, Ciudadanos, el PP y Unió expresaron su pésame por la muerte a familiares y amigos.

Más información