FGC, Adif y Autobuses también anuncian paros durante el Mobile

Estas protestas se unen a las de los trabajadores del metro, que prevén cortar el servicio durante el congreso internacional

Otras tres empresas relacionadas con el transporte se suman a los trabajadores del Metro de Barcelona y amenazan con realizar paros durante el Mobile World Congress (MWC), que se celebrará en Fira Barcelona entre el 22 y el 25 de febrero. El comité de empresa de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), uno de los medios de transporte claves durante el (MWC) al tener la parada más cercana al recinto, ha convocado este jueves una huelga durante los días del congreso de móviles. A él se han unido los empleados de Autobuses de Barcelona y Adif, responsable de la infraestructura ferroviaria que utiliza Renfe, que están llamados a seguir paros parciales durante el congreso.

Los paros en FGC se realizarán del 22 al 24 de febrero entre las 7:30 y las 10:30 y entre las 17:30 y las 20:30. El 25, la huelga se hará entre las 12:00 y las 16:00. El objetivo es desbloquear la negociación del convenio colectivo, prorrogado desde 2010, según han informado fuentes de CC OO. El sindicato asegura que la dirección no ha vuelto a citar a los representantes de los trabajadores desde el pasado 2 de febrero y que ya son años los que llevan intentando llegar a un nuevo acuerdo. "Queremos recuperar lo que nos han quitado, hace años que tenemos el salario congelado", ha asegurado un delegado. El comité ha pedido en un comunicado a la plantilla, compuesta por más de 1.600 trabajadores, "unidad" para conseguir un acuerdo "necesario" y "razonable".

En Autobuses de Barcelona, el personal se encuentra dividido. Los sindicatos mayoritarios, como CC OO y UGT, han firmado un preacuerdo de convenio colectivo con la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) que ha de ser ratificado por los empleados en una asamblea que aún no tiene fecha y que probablemente no se celebre hasta dentro de una o dos semanas. No obstante, los convocantes de la huelga son las agrupaciones minoritarias, con CGT a la cabeza, y estas consideran que el texto alcanzado es "insuficiente" y han extendido las jornadas de paros. Ahora, además de los parones de dos horas que pensaban ejecutar entre el 15 y el 19 de febrero, también han convocado otros el 23 y el 25 en tres franjas horarias: de 09:00 a 11:00, de 19:30 a 21:30 y de 2:00 a 4:00.

Los trabajadores de Adif en la provincia de Barcelona, que UGT estima en menos de un millar, realizarán paros de dos horas durante las noches del 23 y el 25 de febrero, un horario en el cual la empresa realiza el mantenimiento de las vías e instalaciones. Además, el 22 y el 25 también harán huelga entre las 6:00 y las 8:00 y entre las 14:00 y las 16:00; lo que significa que, de haber algún percance como el incendio del pasado martes, este tendría que ser resuelto por los servicios mínimos.

La plantilla de Adif sufe una "situación crítica a nivel de personal", según ha denunciado el delegado de UGT, Oswald Hernández. "Tenemos una media de edad alta y han habido muchas jubilaciones en los últimos años sin que entren nuevas personas. Menos de 1.000 trabajadores para la cantidad de kilómetros y circulaciones que hay es muy poco", ha asegurado. El sindicato ha explicado en un comunicado que hay empleados que consiguieron un cambio de plaza que no han podido concretar porque la compañía los retiene ante la falta de trabajadores.

Nueva reunión de Metro sin acuerdo

La dirección de TMB no ha conseguido cerrar un acuerdo con el comité de huelga del metro durante la reunión de mediación celebrada esta mañana. La compañía ha presentado una oferta que los trabajadores han considerado "insuficiente", porque consiste en no realizar nuevas "contrataciones precarias" pero sin el compromiso de mejorar la situación de los empleados que a sufren actualmente, según han explicado fuentes de CGT, el sindicato mayoritario. Los trabajadores han accedido a reunirse una vez más el próximo martes, con la condición de que TMB les facilite un local donde puedan celebrar una asamblea dos días después, algo que no se sabrá hasta el lunes.

Protesta de los trabajadores del Ayuntamiento

El tirón del MWC también será aprovechado por la plantilla del Ayutnamiento de Barcelona, que ha convocado una manifestación el 23 de febrero para exigir a la alcaldesa, Ada Colau, el pago de los atrasos salariales que arrastran desde 2007. Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) fallara a favor de los empleados, el Consistorio pidió un plazo de tres años para abonar los 70 millones de euros adeudados. Pero CC OO, el sindicato mayoritario y el que llevó a juicio los atrasos, ha rechazado esta posibilidad. El plazo para alcanzar un acuerdo vence el próximo 15 de marzo.

Más información