Diagnosticados dos nuevos casos importados de zika en Cataluña

Salud Pública prepara un protocolo específicos para las mujeres embarazadas

El Departamento de Salud ha confirmado dos nuevos casos de zika en Cataluña. Con estos ya son cuatro los pacientes diagnosticados en Cataluña y seis en todo el territorio español (hay otro caso en Murcia y otro en Valladolid). Al igual que los anteriores, estos pacientes también contrajeron la enfermedad por la picadura de un mosquito durante su estancia en alguno de los países de América Latina donde esta dolencia es endémica. Ninguno de los nuevos casos registrados son mujeres embarazadas.

Salud ha abogado a la confidencialidad médica para evitar dar más información sobre los lugares donde se contagiaron o la edad de los pacientes. Lo que sí ha indicado el mismo consejero de Salud, Toni Comín, este miércoles es que “todos los pacientes evolucionan según lo previsto”. Los enfermos detectados en Cataluña presentaban un cuadro clínico leve con malestar general, picores y demás sintomatología propia de la dolencia provocada por el virus.

Ante la alerta internacional que decretó la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Departamento también ha mandado una circular a todos los centros sanitarios para que informen a la Agencia de Salud Pública (ASPCAT) de los casos sospechosos de zika. Desde principios de año, Salud puso a disposición de los profesionales sanitarios un protocolo de actuación específico para detectar y tratar pacientes afectados por el virus zika.

Comín ha revelado que el Departamento también está preparando un protocolo específico con recomendaciones para embarazadas. Aunque el consejero ha indicado que no existen evidencias de que el mosquito tigre (aedes albopictus) pueda transmitir esta dolencia (en América Latina, el vector transmisor es el aedes aegipty, un insecto del mismo género que el mosquito tigre), el Departamento ha incluido el virus zika dentro del protocolo de arbovirosis sobre el mosquito tigre y las enfermedades que transmite (dengue y chikungunya)

Con todo, Comín ha hecho un llamamiento a la calma y ha insistido en que “no hay ningún peligro para la salud pública”. “No hay riesgo de epidemia en Cataluña, pero esto no es incompatible con que surjan casos esporádicos importados del virus”, ha advertido el titular de Salud.