Selecciona Edición
Iniciar sesión

La mujer acusa a su pareja de abusar del bebé antes de tirarlo por la ventana

La agresión comenzó cuando la mujer encontró al hombre abusando de la menor

Un equipo de la Ertzaintza recoge pruebas. ATLAS

La niña de 17 meses que el lunes fue arrojada desde un primer piso de Vitoria permanece ingresada en estado grave en el Hospital de Cruces, en Bilbao. La madre, de 18 años, también herida en el suceso, será trasladada al mismo centro para que pueda estar con su hija. Un hombre de 30 años mantenía una discusión con la madre de la menor y lanzó a la niña por la ventana.

La madre ha declarado ante la Ertzaintza que, cuando ella descubrió al hombre intentando abusar de la niña, la discusión entre ambos acabó con la menor arrojada por la ventana, cinco metros más abajo, y ella con numerosos cortes por los cristales rotos.

El hombre, profesor de saxofón en el Conservatorio de Vitoria, fue detenido a las cuatro de la mañana del lunes, cuando los vecinos alertaron a la policía de los gritos y golpes que se estaban produciendo en un piso de la calle Libertad de Vitoria. Cuando la policía llegó al lugar de los hechos se encontró a la pequeña en la acera, junto al portal, en medio de un charco de sangre. Sigue viva, con pronóstico muy grave, en la unidad de vigilancia intensiva pediátrica del Hospital de Cruces de Bilbao. La madre y el presunto agresor se encuentran hospitalizados en Vitoria, con heridas de carácter leve. Al hombre la policía le imputa un doble intento de homicidio.

Según fuentes de la investigación, el detenido conoció a la madre de la pequeña esa misma noche y subieron a una habitación de un piso compartido para pasar la noche juntos. Ambos subieron a la habitación y, cuando la madre despertó, comprobó que ni el profesor ni la niña estaban en la habitación. Por ello, decidió mirar en otra de las habitaciones del piso compartido y vio al profesor haciendo tocamientos a la pequeña, por lo que se puso a gritar. Fue entonces cuando el hombre arrojó supuestamente a la niña por la ventana desde un primer piso y clavó a la madre un cristal en el cuello. 

"Pensé que se les había caído un muñeco, un muñeco", aseguró una de las vecinas que llamó alarmada a la policía. "Pero ellos seguían discutiendo con gritos horribles y golpes", relató. La vivienda se encuentra situada a la altura del número 14 de la calle Libertad. La niña fue arrojada por la ventana, que se encontraba cerrada. El cuerpo de la pequeña rompió el cristal.

El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, dijo que, pese a los golpes y las fracturas, creía que "se va a poder salvar la vida" de la niña de 17 meses. Darpón lamentó el "grave y muy desgraciado" suceso ocurrido esta madrugada en Vitoria.

Más información