Madrid refuerza las medidas del programa contra el acoso escolar

Cristina Cifuentes ha anunciado hoy iniciativas como la creación de una unidad de emergencia itinerante en los centros educativos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado hoy la aprobación de un programa de lucha contra el acoso escolar que refuerza las medidas de prevención de conductas suicidas en menores. El proyecto también contempla la creación de una unidad de emergencia itinerante que echará a andar en los próximos días.

El programa, que se aplicará de forma progresiva, incluye además modificaciones normativas, además de crear un observatorio de convivencia escolar y reforzar la colaboración con las fuerzas de seguridad. Otra medida importante es la puesta en marcha de una prueba anónima voluntario a través del que especialistas podrán averiguar si algún menor sufre algún caso de acoso incluso en el caso de no ser conscientes de serlo.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha avanzado la creación del plan. La presidenta de la Comunidad había afirmado ayer que el Gobierno presentaría de "manera inminente medidas contra el acoso. La declaración ocurrió después de comprometerse a investigar desde el principio las causas que llevaron a un menor de 11 años a suicidarse el pasado octubre en Leganés a raíz de un presunto caso de acoso escolar.

El nuevo programa complementa el plan de convivencia escolar anunciado por el Ministerio de Educación y amplía y actualiza medidas que ya se habían puesto en marcha en la Comunidad de Madrid desde el principio del presente curso.

Cifuentes ha pedido la colaboración de ciudadanos, familias, profesionales de educación y de sanidad para luchar contra un fenómeno que "daña de forma irreparable" la convivencia y afecta gravemente a la dignidad de quienes lo sufren.

Bloques de medidas

En primer lugar, el programa establece la creación de una unidad de emergencia de la que formarán parte asesores jurídicos y policiales, expertos en convivencia y acoso, y especialistas en atención psiquiátrico, que entrará en funcionamiento en los próximos días y estará al servicio de todos los centros educativos. La unidad actuará de manera itinerante y a petición de los centros como recurso eventual ante casos de acoso.

Un segundo bloque de medidas del programa se dirigen al ámbito normativo. Primero, actualizar el protocolo de prevención, detección, sanción y corrección del acoso escolar que ya se aplica por la inspección con especial atención en casos de acoso por internet (ciberbullying). Además, se actualiza el decreto que establece la convivencia en centros educativos para adaptarlo a las nuevas formas de acoso, ligadas a las redes e Internet.

Otra parte del programa contempla la iniciativa propuesta por la Consejería de Educación de aplicar de manera voluntaria un test online para la detección de casos de acoso. El test será diseñado por un experto en Psicología de la Universidad Complutense.

Un cuarto bloque será la puesta en marcha de un observatorio contra la violencia escolar en los centros. Ese centro abordará problemas de convivencia y coordinará iniciativas con la participación de las consejerías de Educación, Sanidad, Políticas Sociales y Presidencia; la Federación de Municipios de Madrid, el Consejo Escolar, la Delegación del Gobierno y ONGs especialistas.

Un quinto epígrafe es la intensificación de la relación con todas las fuerzas de seguridad; y un sexto la formación del profesorado y la sensibilización de la sociedad. La sensibilización de la sociedad se desarrollará a través de campañas informativas, sobre todo dirigidas a los menores, a través de medios de comunicación, Internet y en redes sociales.

En el caso de los profesores, habrá colaboración con las universidades para reforzar contenidos en materia de acoso en los programas de Magisterio. En las convocatorias para elegir directores de los centros se añadirá como mérito sus conocimientos en la lucha contra el acoso.

Por último, el programa pone en marcha una serie de actuaciones de prevención en la Consejería de Sanidad, que a través de la oficina regional de coordinación de salud mental reforzará las medidas para prevenir las conductas suicidas en menores. Para ello, la administración regional distribuirá una guía para docentes sobre prevención del suicidio con el objetivo de que sepan cómo actuar.