Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Comunidad reactiva el caso del niño que se suicidó

Un inspector investigará casi de cero el caso que los padres denuncian como acoso escolar

Reunion de Cristina Cifuentes con los padres de Diego.. / uly martín

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado esta tarde que la Consejería de Educación reactivará la investigación del suicidio de Diego, de 11 años, ocurrido el pasado octubre. Cifuentes ha tomado esa decisión tras reunirse hoy con los padres del niño que insisten una y otra vez en que su hijo sufría acoso escolar. Educación no halló muestras de bulling a Diego en su escuela religiosa y concertada, y por eso el caso estaba en trámites de cerrarse en un juzgado. Sin embargo, los padres se aferran a una carta del niño encontrada tras su muerte: "Ya no aguanto el colegio y no hay otra manera de no ir".

"Mientras los padres tengan una duda razonable a la Administración le debe de bastar para seguir investigando", ha dicho Cifuentes. La presidenta regional se ha comprometido a que un inspector escolar arranque de nuevo las pesquisas "casi desde el principio", entrevistando a más testigos. Los padres, Manuel y Carmen González, aseguran que ni la Policía ni desde la Consejería se ha puesto en contacto con ellos.

Según los progenitores ellos no detectaron ningún indicio de acoso, pero ahora relacionan el esguince, los dolores de cabeza o una prolongada afonía durante meses a ese motivo. "Nos han dicho los psicólogos que somatizaría así el acoso", ha contado su padre. El centro, por su parte, se lamentaba de que la familia no hubiese informado de su estado.

Cifuentes ha asegurado que de "manera inminente" su Gobierno va a presentar una "batería de medidas contra el acoso, por ejemplo en redes sociales" en la que se trabaja desde hace meses. En mayo de 2015, coincidiendo con las elecciones autonómicas, se suicidó Arancha, una adolescente con cierto retraso madurativo a la que un compañero hacía la vida imposible. La dirección del centro, que está expedientado, afirmó entonces que no sólo se reunieron con las familias sino que dieron parte a Inspección que no hizo nada.

 Se tomarán también medidas a escala nacional. El ministro de Educación, Méndez de Vigo, asegura que el plan esta casi terminado, que habrá un registro de acosos y que se pondrá en marcha un teléfono de auxilio antes casos de acoso.

 

 

Más información