Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los cinco días que hundieron a Duran

La caída del presidente de Unió tiene cinco fechas clave desde la sentencia judicial sobre la financiación ilegal del partido, en 2013

El escándalo de la financiación ilegal de Unió Democràtica de Catalunya, cerrado el 9 de enero de 2013 con una sentencia judicial, puede considerarse el primer punto de inflexión en la carrera política de Duran y del partido. Han seguido, incluida la de hoy, cuatro fechas más que han acabado con la dimisión del líder democristiano.

8 de enero de 2013. 'Caso Pallerols'. El denominado caso Pallerols se cerró judicialmente el 8 de enero del 2013 y afectaba a unas subvenciones para la formación de parados procedentes de la Unión Europea. Duran había dicho, ya en 2002, que dimitiría si se demostraba la financiación ilegal de su partido en este caso. Los hechos se remontan a los años noventa. El empresario andorrano Fidel Pallerols desarrollaba “cierta actividad política” en torno a Unió y sus empresas empezaron a recibir ayudas de la Generalitat para organizar cursos de formación ocupacional.

17 de junio del 2015. Ruptura con Convergència. Los planes abiertamente independentistas de Artur Mas, presidente de la Generalitat y socio tradicional de Unió en CiU, acabaron con una coalición de 37 años. La dirección de Unió Democràtica de Cataluña decidió que sus tres consejeros saldrían del Ejecutivo catalán al no aceptar el “ultimátum” que Convergència los lanzó porque se decidieran sobre si apoyaban o no a la independencia.

27 de septiembre del 2015. Derrumbe en las autonómicas. La primera participación en solitario de Unió  unas elecciones fue un fracaso. Los peores pronósticos se cumplieron y la formación liderada por Josep Antoni Duran y Lleida y Ramon Espadaler se quedó sin ningún escaño. Sólo obtuvo unos 100.000 votos y no superó el umbral del 3% de los sufragios, la barrera que impone la matemática electoral. Duran  Lleida puso su cargo a disposición del consejo de gobierno de la formación pero Ramon Espadaler, candidato en aquellos comicios, dijo que el partido no sólo le ratificaría su confianza sino que también lo haría cabeza de lista para las elecciones generales del 20 de diciembre. 

20 de diciembre del 2015. Derrumbe en las generales. Con Duran Lleida al frente, Unió también se quedó fuera del Congreso en a las elecciones generales del pasado 20 de diciembre. Los peores presagios se confirmaron y el partido democristiano perdió los siete diputados que tenía en Madrid y se quedó sin representación parlamentaria.  Duran Lleida, salió “a dar la cara”: “He hecho el que tenía que hacer y de la mejor manera que he sabido. He sido incapaz de ganar las elecciones y asumo la máxima responsabilidad”, dijo.

16 de enero del 2016. Dimisión. Duran ha comparecido este sábado por la mañana par anunciar que deja su cargo de presidente de Unió Democràtica. El máximo dirigente del partido ha asegurado que seguirá militante al partido "mientras tenga vida" y ha recordado que "Unió no es Duran".

Más información