Selecciona Edición
Iniciar sesión

El 12% de los barceloneses, en riesgo de sufrir algún trastorno mental

El Ayuntamiento prepara un plan integral de salud mental para desplegar en la ciudad

ampliar foto

La incidencia de los trastornos mentales en Barcelona ha puesto en alerta al Gobierno Local, que ha convertido la atención a la salud mental en una de sus prioridades. El consistorio puso ayer en marcha la primera Mesa de Salud Mental, un grupo de trabajo formado por expertos sanitarios y entidades sociales para elaborar un Plan de Salud Mental específico para la ciudad antes del próximo otoño. La comisionada de Salud, Gemma Tarafa, alertó ayer de que el 12% de los barceloneses están en riesgo de sufrir algún trastorno mental a lo largo de su vida.

"Queremos dar un abordaje integral trabajando desde muchas ópticas”, señaló Tarafa. La comisionada reconoció que quedan “asignaturas pendientes” en las áreas de educación y ocupación.

Aunque la cifra de barceloneses en riesgo de sufrir algún trastorno mental es similar a la de otras ciudades del entorno e incluso inferior a la que registra la Organización Mundial de la Salud (OMS) —una de cada cuatro personas experimentará un problema de salud mental en algún momento de su vida, según el organismo internacional—, Tarafa mostró su preocupación por la atención que se da a estas dolencias. El Plan integral de salud mental que se ha comenzado a preparar completará las directrices del Plan Director de Salud Mental que ha desplegado el Departamento de Salud. “Se trata de dar una visión más adaptada a nuestra ciudad, teniendo presentes los determinantes sociales de la salud y las desigualdades. La crisis ha acentuado la incidencia de trastornos mentales”, apuntó. La comisionada recordó que los parados de larga duración tienen tres veces más posibilidades de desarrollar enfermedades mentales.

Combatir el estigma y abordar los problemas de salud mental a través de las áreas de ocupación, educación y servicios sociales, con especial atención en la gente joven, son las líneas de acción que requieren más atención. Según los últimos datos de la Encuesta de Salud de Cataluña (ESCA), el 16% de los catalanes no estaría dispuesto a vivir con una persona con un trastorno mental y el 31% no sabe si trabajaría con ellas.“Las personas con trastornos mentales tienen más dificultades para encontrar trabajo y hay que resolver esas situaciones. Además, a través del área de educación queremos trabajar la prevención en los jóvenes desde distintos ámbitos, no sólo en la escuela, y también en el estigma”, indicó Tarafa.

El Plan integral específico para la ciudad estará listo para el verano. La Mesa de Salud Mental también estudiará el presupuesto necesario que se ha de destinar para llevarlo a cabo.

Más información