Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los suicidios aumentan un 45% desde el inicio de la crisis

Salud registra 537 muertes por esta causa en 2013, la cifra más alta desde que hay datos

El Departamento de Salud ha vuelto a registrar un nuevo aumento de los fallecimientos por suicidio, que se mantiene como la primera causa de muerte en Cataluña en menores de 34 años. En 2013, el último año del que se tienen datos, Salud contabilizó 537 muertes por suicidio, la cifra más alta registrada. Este dato supone un incremento del 6% con respecto a 2012 y hasta un 44,7% desde el inicio de la crisis en 2007 (cuando se registraron 371 decesos por esta causa, según el Registro de Mortalidad de Cataluña).

Los expertos coinciden en que los determinantes del suicidio son multifactoriales, pero la situación económica es uno de los elementos que influye en el incremento de las tentativas. De hecho, desde 2007, la cifra de suicidios no ha parado de subir. Según el informe Efectos de la crisis económica en la salud de la población de Cataluña, elaborado por el Observatorio de Salud de Cataluña, el número de hospitalizaciones por tentativas de suicidio también se han incrementado en Cataluña por la crisis, especialmente entre la gente mayor de 45 años. En 2008 se registraron 27,3 tentativas por cada 100.000 mujeres y 15,3 por cada 100.000 hombres, unas cifras que en 2012 ascendieron a 33,8 y 21,6, respectivamente.

La directora del Plan de Salud Mental, Cristina Molina, ha reconocido esta mañana ante la Comisión de Salud del Parlament que, pese a que las cifras de suicidio en Cataluña son ligeramente inferiores a las del resto del Estado y están muy por debajo de las tasas europeas, es "un ámbito en el que se debe seguir trabajando mucho" desde la Administración. 

En este sentido, Molina ha avanzado que el programa Código Riesgo Suicidio —el proyecto de Salud de seguimiento a pacientes en riesgo— estará desplegado en toda Cataluña en noviembre de este año. El protocolo, que ahora llega al 40% del territorio, se implantó en 2014 en el área del Vallès Occidental, Barcelona Ciudad y las regiones sanitarias de Lleida y Tarragona. La segunda fase del proyecto sumará hasta septiembre las zonas de Girona, Alt Pirineu, Terres de l'Ebre y Catalunya Central y culminará en noviembre con la incorporación del resto del área metropolitana. Molina también ha confirmado que, dentro del Código Riesgo Suicidio, Cataluña contará con un registro poblacional de tentativas de suicidio.