Carmena amenaza con sanciones a las empresas de limpieza viaria

OHL y Sacyr han reactivado sus expedientes temporales de regulación de empleo, lo que podría restar casi 300 barrenderos de las calles en Navidades

Ampliar foto
Bolsas de desperdicios sin recoger el viernes en San Blas.

El Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena, exigió hoy a dos de las cuatro empresas que se encargan de la limpieza de las calles y parques que retiren el expediente temporal de regulación de empleo, tal y como se comprometieron en septiembre, y les advirtió “de las consecuencias de disminuir su plantilla en Navidades”, según informó en un comunicado. Según la concejalía de Medio Ambiente, las concesionarias se arriesgan a recibir “de forma irremediable las sanciones más altas contempladas en los contratos”.

El gobierno municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) llegó a un acuerdo a finales de septiembre para que las tres concesionarias de este servicio (OHL, Sacyr, FCC) que habían pactado expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) tras la huelga de otoño de 2013 incorporaran a todos sus trabajadores. Además, junto con la otra concesionaria, Ferrovial, se comprometieron a incrementar de forma progresiva su plantilla en 500 empleados.

En los dos últimos años, las concesionarias habían pasado de 6.315 barrenderos a sólo 4.312, a los que había que restar además otros 408 afectados por el ERTE.

Las empresas aceptaron este acuerdo, que no ofrecía para ellas ninguna contraprestación, según el Ayuntamiento, tras aportar el gobierno municipal “datos del incumplimiento del contrato”.

“Una inspección sorpresiva demostró en todos los cantones la poquísima gente que tenían, la diferencia entre lo que se dice y lo que se hace. El objetivo de la negociación era demostrar que no se estaba cumpliendo el contrato”, explicó Carmena en septiembre.

ampliar foto
Un barrendero en el distrito de Salamanca, hace un año.

Navidad y recogida de hojas

 La semana pasada, el sindicato Comisiones Obreras denunció que OHL y Sacyr habían reactivado el expediente temporal de regulación de empleo; FCC lo ha retirado ya de forma definitiva.

Eso podría sacar de las calles a 271 barrenderos, algo más del 6% de la plantilla total, aunque el impacto sería mayor por las vacaciones y los días festivos. “El Ayuntamiento considera que cualquier limitación de personal en fechas tan relevantes como la campaña de Navidad y de recogida de la hoja llevará aparejado el incumplimiento de los indicadores y de las condiciones de los servicios de limpieza, lo que conllevará de forma irremediable las sanciones más altas contempladas en los respectivos contratos”, aseguró hoy  la concejalía de Medio Ambiente, que dirige Inés Sabanés.

El incumplimiento al que se refiere el Ayuntamiento es el de los niveles de calidad del servicio fijados en el contrato con las empresas. En caso de no alcanzar el mínimo admisible, el Ayuntamiento puede reducir hasta un 20% el pago mensual. En 2014, con el PP en la alcaldía, la rebaja media en el abono a las empresas fue del 5,2%, inferior en todo caso al ahorro derivado de los ERTE.