El Colegio de Médicos de Barcelona propone sancionar a los antivacunas

Su presidente, Jaume Padrós, dice que desaconsejarlas es "incumplir" el Código Deontológico

Una vacunación a un menor.

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha propuesto suspender del ejercicio de la profesión a los facultativos que avalen y promuevan los discursos antivacunas ante sus pacientes. Estas declaraciones se dan un mes después de que un niño de seis años que no había sido inmunizado falleciera en Olot (Girona) tras enfermar de difteria.

Padrós ha asegurado en una entrevista a Europa Press que los médicos que desaconsejan las vacunas "incumplen" el Código Deontológico y que posicionarse contra ellas es "incompatible" con la evidencia científica. En su opinión, esta actitud entraña un componente ideológico que debe quedar al margen de la práctica clínica.

Según el facultativo, elc aso de Olot ha evidenciado "una relajación en materia de vacunas, algo que se debe combatir porque con este asunto no se puede jugar". De momento, el COMB no ha recibido ninguna queja en este sentido ni ha abierto ningún expediente a ningún médico: "Si lo detectamos propondremos que se sancione e incluso la suspensión del ejercicio porque es inadmisible y contraviene el Código Deontológico".

Padrós ha admitido que "algún médico debe haber implicado en el movimiento antivacunas" de los más de 40.000 seguidores que hay en Cataluña. El presidente del COMB ha animado a los ciudadanos a alertar de cualquier profesional que incurra en mala praxis y ha instado a la monja benedictina Teresa Forcades a "poner en duda las vacunas en los foros científicos”,en vez de contribuir a desinformar.