Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Círculo de Economía ve en el 24-M una “revolución democrática”

Costas niega que la victoria de Ada Colau genere "alarma", sino "ilusión por lo nuevo"

El 'lobby' empresarial rechaza vías "unilaterales" e insiste en un pacto para Cataluña

Antón Costas, presidente del Círculo de Economía.
Antón Costas, presidente del Círculo de Economía.

El Círculo de Economía, el lobby barcelonés que agrupa a grandes empresas y académicos, ve en el ascenso de los nuevos partidos políticos una "revolución democrática" que debe conducir hacia un "debate público, democrático, sereno y plural" sobre las reformas políticas y económicas que deben afrontarse en la próxima legislatura. A dos días de que empiecen la XXXI reunión de la entidad en Sitges, su presidente, Antón Costas ha presentado un documento que reclama medidas urgentes contra la corrupción, la profesionalización de las administraciones para evitar su "patrimonialización" por parte de los partidos y la reforma de las formaciones políticas para mejorar su "transparencia interna".

Costas ha rechazado que el ascenso de Podemos, Ciudadanos o plataformas que podrían gobernar las principales ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, generen temor en el foro barcelonés. "No tenemos sentimiento de alarma, sino de ilusión por lo nuevo", ha asegurado Costas en alusión a las medidas anunciadas por Colau, que no ha querido valorar al detalle hasta que no sean presentadas cuando llegue a la alcaldía. Tampoco la fragmentación de los parlamentos o consistorios parece asustar a los empresarios. Si bien considera "lógico" que haya "temor a la inestabilidad en la gobernabilidad", el Círculo apunta que "esta no tiene por qué producirse". El foro pide a los partidos que apuesten por "fomentar una nueva cultura política de la transacción y el pacto" en las instituciones, como la que en su opinión existe en Holanda o Alemania.

El presidente del Círculo ha recordado que a finales de año se producirán unas elecciones generales, por lo que los partidos emergentes tienen seis meses para "demostrar que son competentes y saben gobernar". En su opinión, muchos votantes están en esos partidos como "elección de paso y no de término". "Si no gobiernan mi pronóstico es que algunos o muchos de los votos volverían a algunos de los partidos tradicionales en la próxima legislatura", ha afirmado.

La nota de opinión, que lleva el título de Ante una nueva legislatura, también se refiere al encaje de Cataluña en España, lo cual rechaza calificar como "problema catalán" al considerar que se trata de un "problema español" de la "estructura territorial del Estado". El Círculo de Economía se opone a cualquier medida unilateral, pero también a que se deje la cuestión sin abordar. "Nada fuera de la ley. No podemos apoyar ninguna iniciativa que suponga que se quebranten las reglas, pero los políticos deben saber recoger y encauzar las aspiraciones de los ciudadanos", ha sostenido. Costas ha recordado que el 74% de los catalanes "quiere tener la oportunidad de pronunciarse", por lo que ha formulado una propuesta sobre tres ejes: la cesión de las competencias de "lengua, educación y cultura", un acuerdo sobre aspectos financieros en el que se "limiten" los mecanismos de solidaridad (que también deberían incluir, según el Círculo, a Navarra y el País Vasco) y realizar una consulta a los ciudadanos sobre los dos puntos anteriores.