Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el director del Macba y son destituidos dos comisarios

Las medidas son consecuencia del conflicto por la exposición 'La bestia y el soberano'

El director del Consorcio del Macba, Jaume Ciurana.

El culebrón del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) ha terminado de la única forma posible a estas alturas: con la dimisión de su director Bartomeu Marí. Sin embargo como último acto de su mandato, Marí ha cesado de forma inmediata al conservador jefe Valentín Roma y al jefe de programas públicos Paul B. Preciado, por pérdida irrecuperable de la confianza. Lo ha explicado el teniente de alcalde y concejal de Cultura, Jaume Ciurana, en calidad de presidente del Consorcio del Macba, a la salida de la reunión extraordinaria que la comisión delegada ha celebrado a última hora de la tarde. La comisión delegada es el órgano de decisión del Consorcio formado por Ayuntamiento, Generalitat, Ministerio de Cultura y Fundación Macba, integrada a su vez por empresarios. La crisis se abrió con la cancelación por parte del director de una exposición en la que una de las obras presentaba un personaje, identificado como el rey Juan Carlos I, aparentemente sodomizado.

Ciurana leyó un comunicado de ocho puntos, que traza el futuro más inmediato del Macba. El primer punto afecta Roma y Preciado, cesados con carácter inmediato por haber perdido la confianza del director. Los comisarios se van, aunque continuarán desarrollando los proyectos previstos por la programación del año 2015. “El programa expositivo, que se debía haber presentado el viernes pasado, se dará a conocer en los próximos días, el Macba debe seguir funcionando”, aseguró Ciurana. Por ello, la comisión ha decidido aplazar la salida de Marí unos meses, para llevar a cabo una transición correcta y para que el museo se vea afectado lo menos posible por esta crisis. Tan pronto como se hayan redactado las bases y seleccionado un jurado de expertos reconocidos, el Consorcio del Macba convocará un concurso internacional para cubrir la plaza de Marí. Todo el proceso requerirá unos tres o cuatro meses durante los cuales el normal funcionamiento del museo será asegurado por el gerente Joan Abella, el único miembro del equipo directivo que ha sido reconfirmado en el cargo.

“La comisión delegada lamenta profundamente que el desencuentro entre profesionales haya trascendido el ámbito dialogante y constructivo que debe presidir la relación entre responsables de una institución pública y expresa, como lo ha demostrado a lo largo de sus 20 años de vida, el respeto para la libertad creativa y las decisiones artísticas”, afirma el comunicado, en el cual también se agradece a Marí sus 11 años en el Macba, siete de los cuales como director. “El Macba está atravesando una crisis profunda. Queremos abrir una nueva etapa en la vida del museo, que como ente público asume la responsabilidad de transmitir el arte, ofrecer multiplicidad de visiones y generar debate”, concluyó Ciurana.

ampliar foto
La pieza 'La bestia y el soberano', origen de la polémica vivida en el Macba. EFE

La comisión delegada en su reunión no ha decidido qué hacer con la carta enviada por Iris Dressler y Hans D. Christ, co-directores del Württembergischer Kunstverein de Stuttgart y comisarios por parte de este centro de la muestra coproducida con el Macba, La bestia y el soberano, que originó la polémica. Dressler y Christ piden que sus homólogos españoles no sufran represalias y exigen que el museo barcelonés se disculpe públicamente con los 30 artistas involucrados y los invite con gastos pagados a una presentación en toda regla de la muestra. “La posición de Roma y Preciado en el Macba no debe ser cuestionada debido a este asunto: han actuado correctamente y con mucha profesionalidad en todo momento”, aseguran. Los comisarios alemanes aluden a la motivación esgrimida por Marí, quien aseguró no haber tenido noticia de la obra de Doujak, hasta el lunes. Sin embargo fue la propia artista austriaca quien le desmintió públicamente, mostrando la hoja de préstamo, donde destaca la foto de la polémica escultura, firmada por el director el 25 de febrero.

“Estamos profundamente molestos por la actuación del Macba. El museo no sólo decidió de forma totalmente arbitraria el cierre de toda la exposición por su inconformidad con una obra, sino también su apertura, sin involucrarnos en el proceso ni discutir con nosotros en qué momento y de qué manera la apertura de la muestra debía tener lugar”, aseguran en su escrito. El director del Macba canceló La bestia y el soberano el pasado miércoles, pocas horas antes de su inauguración, debido a que la escultura HC4 Trasport de Ines Doujak fue considerada “inapropiada para la línea del museo”. Las presiones unánimes de las asociaciones de sector, los artistas implicados, los ciudadanos desde las redes sociales y los propios trabajadores del museo, obligaron Marí a recapacitar y comunicar, de forma totalmente inesperada a última hora del viernes, que la muestra se abriría la mañana siguiente.