Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud asigna 165 millones para abonar la paga extra a los sanitarios

La patronal de hospitales ve “positiva” la medida y los sindicatos la tachan de "insuficiente"

Protesta de sanitarios de centros concertados, el pasado febrero
Protesta de sanitarios de centros concertados, el pasado febrero

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) aumentará en 165 millones la asignación destinada a los hospitales de la red pública para que todos los sanitarios puedan recuperar la paga extra en 2015. Por primera vez desde 2010 y tras haber sufrido un recorte del 9,5% en cuatro años, las tarifas que paga el CatSalut por la contratación de actividad a los más de 60 hospitales de la red pública se incrementarán un 3,6%. Este aumento se hará efectivo a partir de mayo.

El CatSalut anunció ayer que 75 millones se destinarán a aumentar los contratos programa con el Instituto Catalán de la Salud (ICS) —la empresa pública que gestiona ocho grandes hospitales y el 80% de la atención primaria catalana—. Los otros 90 millones se dedicarán a incrementar los recursos del resto de centros sanitarios concertados.

El CatSalut dejó claro ayer que la intención es que este aumento de las tarifas sirva “para que los profesionales puedan recuperar el equivalente a la paga extra que dejaron de percibir para la garantizar la viavilidad de la sanidad pública”. Con todo, Lluís Monset, director general de la patronal ACES, advirtió que Salud “no puede dar por hecho una cosa que se tiene que decidir en la negociación colectiva”. “Una parte tiene que ir a los trabajadores pero también tiene que haber un equilibrio con las cuentas de la empresa. Hay que negociarlo con los sindicatos y ya veremos cómo acaba”, apuntó. Por su parte, una portavoz de la Unión Catalana de Hospitales (UCH), la otra patronal, calificó la medida como “positiva” y aseguró que esto “permitirá abrir la mesa de negociación colectiva con la sanidad concertada”, sin convenio desde 2008.

Los sindicatos, en cambio, coincidieron en ver “insuficiente” el aumento de tarifas. “Esto es sólo el compromiso de la paga extra, pero no recortará la precariedad laboral de los sanitarios”, criticó Francesc Duch, secretario general de Metges de Catalunya. “Al menos este aumento tendría que tener efectos retroactivos desde enero de 2015”, apostilló Jaume Gabarró, portavoz de Sanidad de CCOO.