Selecciona Edición
Iniciar sesión

Mas gana el pulso a ERC y convoca elecciones para el 27 de septiembre

CiU y los republicanos compartirán programa para lograr la independencia

El acuerdo entre Convergència y Esquerra se sustenta en cinco puntos

 ATLAS

Artur Mas anunció este miércoles la celebración de elecciones catalanas para el próximo 27 de septiembre en el marco de un acuerdo con Esquerra Republicana para culminar el proceso soberanista “hasta la victoria, hasta ganar”, tal como dijo. El presidente de la Generalitat había previsto comparecer este jueves para explicar el camino a tomar para desbloquear la situación política catalana. Pero este miércoles por la tarde varió sus planes al finalizar la reunión que celebró con el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, y con las presidentas de las entidades soberanistas.

Se ha rehecho el pacto de unidad para muchas cosas, pero sobre todo para garantizar el proceso de transición nacional que culminó el 9-N”, proclamó Mas. Una declaración de intenciones de que su objetivo político sigue siendo la independencia de Cataluña y que el acuerdo alcanzado le permite ganar tiempo para completar la creación de lo que denomina “estructuras de Estado”. El acuerdo llevará a los republicanos a apoyar los Presupuestos de la Generalitat para este año, después de haberse mostrado muy críticos hace tan solo unas semanas. El partido de Oriol Junqueras también ha venido exigiendo a Mas desde hace semanas que convocara elecciones, e incluso le dieron un ultimátum de 15 días que finalizaba mañana.

Finalmente, Esquerra acepta que los comicios se celebren dentro de ocho meses y renuncia a la inmediatez que exigía. El partido de Oriol Junqueras, por el contrario, se ha salido con la suya en no concurrir a las elecciones catalanas bajo una sola lista, como pretendía Mas.

Nacionalistas y republicanos se presentarán con candidaturas separadas pero con “una hoja de ruta compartida que se acuerde sobre el proceso político”, proclamó Mas. Ese documento está muy avanzado, dijo el líder de CiU, y ambas formaciones lo incorporarán a sus programas electorales. Previsiblemente contemplará el camino a seguir hasta la proclamación de la independencia, que es el objetivo para el que Mas se dio 18 meses tras la constitución del nuevo Parlamento. “Para que el proceso tenga éxito hace falta rehacer el clima de unidad”, proclamó, constatando así las discrepancias con ERC de las últimas semanas y por las que Mas pidió “disculpas” en tres ocasiones. “No es posible culminar el proceso de transición nacional si en el soberanismo no hay un clima de unidad de acción”, insistió.

El presidente catalán recalcó que el día en que se celebren los comicios se cumplirá el primer aniversario de la firma del decreto de convocatoria de la consulta soberanista que fue suspendida por el Constitucional. Una coincidencia que quiso resaltar, pues, pese a todo, considera que el 9-N fue un éxito y que, por primera vez, los catalanes pudieron votar sobre “la libertad del país”.

De izquierda a derecha Muriel Casals, Carme Forcadell y Josep Maria Vila d'Abadal, representantes de las entidades soberanistas, llegan al Palau.

El acuerdo se fraguó tras una reunión de cinco horas en la que participó Mas, Junqueras, Carme Forcadell, presidenta de la ANC (Asamblea Nacional Catalana); Muriel Casasls, de Òmium Cultural y Josep Maria Vila d'Abadal, presidente de la AMI (Asociación de Municipios para la Independencia). Las elecciones autonómicas del 27 de septiembre serán las terceras que se celebran en cinco años. En 2010, CiU recuperó la Generalitat tras siete años de gobiernos tripartitos y durante dos años tuvo al PP como socio preferente. En 2012, CiU revalidó el triunfo y firmó un pacto de legislatura con ERC, que ayer Mas quiso prolongar. Con el anuncio de las nuevas elecciones, los catalanes irán a las urnas tres veces este año: en las municipales de mayo, las autonómicas y las generales, previsiblemente a finales de 2015.

Los puntos del acuerdo

  • El primer punto es revalidar el pacto de estabilidad entre CiU y Esquerra, que pasa por celebrar las elecciones el 27 de septiembre. Los comicios, por tanto, se adelantan un año al expirar el actual mandato en noviembre de 2016. La campaña electoral arrancará la víspera de la Diada.
  • El acuerdo comporta que los dos partidos concurran en listas separadas a las elecciones aunque compartirán programa detallando la “hoja de ruta” hasta la “victoria” de la independencia. Por tanto, Mas ha renunciado a su lista unitaria y ERC a que las elecciones fueran en marzo, antes de las municipales.
  • ERC retirará su amenaza de vetar los Presupuestos si priorizan las estructuras de Estado y el área social. Las cuentas podrán ser aprobadas en tres semanas en el Parlamento catalán.
  • El Ejecutivo  y ERC se encargarán estos meses de reforzar las estructuras de Estado con vistas a una eventual Cataluña independiente para avanzar hacia una Seguridad Social y una Hacienda catalana.
  • Mas se compromete a priorizar programas de contenido social y educativo y a culminar la Ley de la Formación Profesional y la de la reforma del SOC.

Más información