Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras rechaza la lista unitaria pero propone un programa común

El republicano propone ejercer la independencia tras las elecciones

Oriol Junqueras, durante la presentación de la hoja de ruta. Ampliar foto
Oriol Junqueras, durante la presentación de la hoja de ruta.

Oriol Junqueras ha puesto sobre la mesa esta tarde su hoja de ruta hacia la independencia, una respuesta al camino planteado por Artur Mas ayer, en la que el líder republicano quiere retomar la iniciativa en el proceso soberanista. Junqueras ha planteado un manifiesto en el que se recogen las condiciones para volver a la unidad con CiU. Unas exigencias que incluyen propuestas de difícil digestión para la coalición. ERC esquiva por ahora la lista unitaria que ansía la federación nacionalista, pero plantea una “alianza catalana” con un programa con cuatro puntos: la independencia, la plena ocupación, el compromiso social, y la erradicación de la corrupción. “Queremos una alianza programática de las diferentes listas que se presenten en estos comicios”, ha resumido Junqueras, que ha exigido al presidente catalán que convoque elecciones inmediatas.

Mas, partidario por ahora de negociar con Mariano Rajoy un “referéndum definitivo”, tendría que convencer a sus socios de Unió para asumir un programa que incluya la independencia inmediata, algo que hace saltar todas las alarmas entre los democristianos. El presidente catalán tendría también que soltar lastre por la corrupción que ha afectado a la federación nacionalista en los últimos años. Si Mas acepta esos puntos, Junqueras no descarta tajantemente una lista conjunta, aunque deja claro que no es esta su preferencia: “Estamos convencidos de que encontraremos la fórmula que permitiría maximizar los apoyos. Se puede dar una unidad programática en la que los ciudadanos puedan votar la lista en la que se sientan más reconocidos”, ha dicho Junqueras, que ha añadido después: “Nosotros nunca cerramos puertas”

La hoja de ruta que Junqueras propone tras las elecciones es un Gobierno de concentración para construir la república con varias misiones. “Ejercer desde el primer momento la condición de Estado, que va indefectiblemente ligada a la creación de estructuras de Estado indispensables, como la Hacienda, la Seguridad Social”, dijo Junqueras, que solo prevé poder construir todos estos sistemas como país independiente. “Como comunidad autónoma, Cataluña no tendrá la fuerza para ejercer las estructuras de Estado”.

La batalla para convencer a la comunidad internacional –de momento perdida, según el Gobierno catalán- también se tiene que encarar desde este Gobierno de concentración. Una interlocución para demostrar que Cataluña quiere ser un Estado como cualquier otro, destinada a “explicar lo que estamos haciendo con los argumentos adecuados para demostrar que lo estamos haciendo bien”. En ese punto, Junqueras plantea tratar al Gobierno español de igual a igual, aunque de momento el Estado esté cerrado en banda a cualquier negociación. “Están diciendo que no hasta que dirán que sí, porque serán los primeros interesados”.

En paralelo, el republicano planteará varias leyes para formalizar la independencia: además de las necesarias para crear la Hacienda catalana y la Seguridad Social, Junqueras ve necesario hacer una transición jurídica entre la legalidad española y la de la República Catalana. ERC quiere coronarlas todas en una Constitución que se redacte en un “proceso participativo”, en el que todos los catalanes puedan “ser protagonistas de la construcción de este nuevo marco”.

Todos estos pasos hacia la independencia se ratificarían, según la hoja de ruta de ERC, en una declaración unilateral de independencia. Junqueras no pone fecha para la votación simbólica, pero apunta a que “no se debe dilatar”. Tras la proclamación solemne, ERC promete programar un referéndum que serviría para validar la Constitución catalana. “Es la creación de una nueva república, en el marco de la comunidad internacional, que debe hacer sentir protagonistas a sus ciudadanos en todos sus ámbitos”.

Junqueras ha presentado su hoja de ruta como un manifiesto titulado Llamada a un nuevo país, firmada con personas relevantes de la sociedad civil independentista, con el cantautor Lluís Llach a la cabeza. Con su propuesta, Junqueras cambia la estrategia esbozada las últimas semanas, después que la unidad de los partidos saltara por los aires por la decisión de Mas de enterrar la consulta original e idear un proceso participativo. Junqueras da por roto el pacto por CIU, pero ha suavizado su tono con el presidente catalán para hacerle su propia propuesta de unidad. Mas ha salido reforzado liderando el 9-N con la reticencia de ERC. Como el presidente ha dejado claro que él no ha dado motivos para romper el pacto, Esquerra no quiere asumir esta imagen de ruptura, que le perjudicaría, y por ello lanza esta nueva oferta a Mas.

Más información