Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mas exige a las emisoras privadas que emitan publicidad gratis sobre el 9-N

El Gobierno catalán se ampara en el "interés público" de la consulta alternativa

Ampliar foto
El presidente de la Generalitat, hoy en el Parlament.

El Gobierno catalán ha exigido por carta a las emisoras de radio privadas que emiten en Cataluña y a las cadenas privadas de televisión con sede en esta comunidad que difundan gratuitamente los anuncios de la campaña informativa de la consulta alternativa del 9 de noviembre. La petición la ha formulado el secretario de Comunicación del Gobierno catalán, Josep Martí Blanch, amparándose en la Ley de Comunicación Audiovisual de Cataluña. Algunas emisoras han optado por hacer caso omiso a la petición de la Generalitat y otras la han trasladado a sus servicios jurídicos para que analicen si deben cumplirla.

La carta que la Generalitat ha enviado a las empresas audiovisuales invoca el artículo 82.1 de la ley audiovisual catalana sobre las llamadas “comunicaciones de interés público”. “Los prestatarios de servicios de comunicación audiovisual están obligados a difundir, gratuitamente y con indicación de su origen, los comunicados y las declaraciones que el Gobierno del Estado y el Gobierno de la Generalitat estimen convenientes por causas justificadas de interés público”, dice ese artículo.

La Generalitat informa también de que ha “decidido impulsar un proceso de participación sobre el futuro político de Cataluña al amparo de la legislación vigente en materia de participación ciudadana”. Apelando al “gran interés social del asunto”, pide a las empresas audiovisuales que comiencen a emitir “tan pronto como sea posible” dos cuñas de publicidad producidas por la Secretaría de Comunicación de la Generalitat. Se trata de los mismos anuncios que ya emiten desde la semana pasada las emisoras de radio y televisión del Gobierno catalán.

La Cadena SER, a través de un portavoz, explicó que no prevé emitir los anuncios. “No hay cobertura legal para obligar a ello, según el dictamen de nuestro servicio jurídico. La decisión es no incluir la emisión de esas cuñas gratuitas en nuestra programación”, afirmó. En el caso de las emisoras de radio del grupo Godó —Rac1 y Rac105— y de su cadena de televisión 8TV, una portavoz de la empresa aseguró no haber recibido “ninguna petición de inserción de publicidad de forma gratuita por parte de la Generalitat”. En el caso de Onda Cero, que sí ha recibido la demanda, la dirección ha optado por poner el caso en manos de sus servicios jurídicos antes de tomar una decisión.

Las tarjetas de voto ya están disponibles

La Generalitat se prepara para la impugnación de la consulta alternativa del 9 de noviembre por parte del Gobierno central y lo hace insistiendo en su discurso de que el conflicto político que hay en Cataluña no puede resolverse en el Tribunal Constitucional. Al mismo tiempo, sigue con los preparativos técnicos para la votación. Desde ayer los catalanes ya pueden saber dónde tienen que dirigirse si quieren votar, introduciendo su dirección y DNI en la web de la Generalitat. Este acto no inscribe a los ciudadanos en ningún registro pero permite visualizar al Gobierno catalán que la consulta sigue en marcha y que su celebración es irreversible.

También continúan las advertencias al Gobierno. El presidente catalán, Artur Mas, aseguró ayer que “es de cobardes utilizar el Tribunal Constitucional para hacer un trabajo que debería ser estrictamente político”. Mas reiteró que la votación sobre la independencia no es ni un referéndum ni una consulta como se planteó inicialmente, sino un “proceso de participación” para el que la Generalitat, afirmó, tiene competencias. Convergència tenía previsto comenzar anoche la campaña del 9-N con una pegada de carteles.

La duda de algunas de estas emisoras es si una consulta como la que impulsa Artur Mas puede ser considerada de “interés público”, dado que ni siquiera ha sido convocada formalmente. También hay dudas jurídicas sobre cómo se certifica que un asunto es de interés público.

La carta de la Generalitat se ha remitido igualmente a las emisoras de titularidad municipal. El secretario de Comunicación del Gobierno catalán, Josep Martí Blanch, explicó a EL PAÍS que es la primera vez que se recurre a este mecanismo, algo que ha justificado por el “interés público” del proceso participativo del 9 de noviembre. Además, insistió en que la campaña “no es política”.

La petición de la Generalitat indignó a los partidos contrarios al proceso del 9-N. La diputada del PSC Núria Parlon sostuvo que la exigencia de la Generalitat se sustenta “por los pelos”, pues el Gobierno catalán ha asegurado que el 9-N no es impugnable porque no se hace ni un referéndum ni una consulta. “No se puede apelar al interés público de una cosa que no se hace”, afirmó Parlon.

La presidenta del Partido Popular de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, llamó al Gobierno de CiU a “ponerse a gobernar y dejar de emitir anuncios de un proceso soberanista que pronto volverá a ser impugnado”. El secretario general de Ciutadans, Matías Alonso, aseveró que la petición a las emisoras “traspasa cualquier línea roja imaginable”. “Es una actitud impropia de un Gobierno democrático y se hace con mentalidad feudalista”, protestó.

Más información