Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La denunciante de una falsa violación en Málaga acepta 10 meses de cárcel

La chica no entrará en prisión al carecer de antecedentes penales y reconocer que mintió

Lugar donde se encontraron los jóvenes. Ampliar foto
Lugar donde se encontraron los jóvenes.

La joven que hace unos días reconoció ante la juez que la denuncia que presentó por supuesta violación un día de la feria de Málaga no era cierta ha sido condenada a 10 meses de prisión y a una multa de 2.160 euros (12 meses con una cuota diaria de seis euros) por cinco delitos de denuncia falsa en concurso ideal. La sentencia es firme porque todas las partes personadas en este proceso han mostrado su conformidad con el fallo.

La chica, de 20 años, no entrará en la cárcel porque al carecer de antecedentes penales, puede beneficiarse de la suspensión de la condena, aunque no podrá delinquir en los próximos dos años. El hecho de haber reconocido el delito, además, se ha materializado en una rebaja de esa posible pena. El fiscal reclamaba inicialmente para ella 15 meses de prisión.

La acusación que la joven hizo el pasado 17 de agosto, domingo de feria en la capital malagueña, llevó a la detención de cinco chicos, dos de ellos menores de edad. El Juzgado de Instrucción 2 de Málaga abrió diligencias para investigar la supuesta agresión sexual en grupo y tres días más tarde decretó el archivo de la causa al considerar que la comisión del delito no estaba “debidamente justificada”.

Cuando la resolución fue firme, la fiscalía de Málaga pidió al mismo juzgado que dedujera testimonio para determinar si la denunciante había incurrido en una posible simulación de delito. Este procedimiento, tramitado como diligencias urgentes, se abrió el pasado miércoles y se ha cerrado este lunes con el dictado de la sentencia. La magistrada María Luisa Cienfuegos recuerda en la resolución los indicios que llevaron al archivo del posible caso de agresión sexual, que son los mismos en los que el ministerio público basó su petición de investigar una supuesta denuncia falsa.

La chica incurrió en contradicciones en las distintas declaraciones que hizo desde que fue localizada por una patrulla de la Policía Local llorando, sobre las 8.30 de la mañana, en una calle cercana al recinto ferial. El testimonio que ofrecieron testigos directos de la escena descartó también una supuesta agresión sexual, igual que un vídeo grabado por uno de los denunciantes, fotografías y los informes periciales incluidos en el procedimiento. Todas estas pruebas llevaron a la conclusión de que los hechos incluidos en la denuncia eran “íntegramente falsos”.

La sentencia de la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Málaga inicia el relato de los hechos precisando que la chica hizo la denuncia sobre una presunta violación “a sabiendas de su falsedad”. 

Los perjudicados por su acusación han renunciado “expresamente” a la indemnización por el daño moral que ha podido causarles este episodio, fundamentalmente por “la repercusión mediática” de los hechos y “los días de detención padecidos”. Los mayores de edad estuvieron un par de días en los calabozos de la policía y los menores fueron inicialmente internados en un centro.