Selecciona Edición
Iniciar sesión

La joven que denunció una violación en Málaga declara al juez que se la inventó

La chica, imputada por posible simulación de delito, alega que temía la difusión de un vídeo

Ampliar foto
Familiares de los detenidos, ante el juzgado de Málaga.

La chica de 20 años que denunció haber sido violada un día de la feria de Málaga ha reconocido ante la juez que la acusación que llevó a la detención de cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad, no fue cierta, informan fuentes judiciales. La joven compareció este jueves en calidad de imputada por posible delito contra la Administración de Justicia por denuncia falsa ante la titular del Juzgado número 2 de la capital malagueña, la misma magistrada que llevó la instrucción de esa posible agresión sexual y que tres días después de iniciar la investigación archivó el caso al entender que la comisión del delito no estaba “debidamente justificada”.

La supuesta víctima alegó ante la juez que actuó de esta forma por temor a que se difundiera el vídeo con el encuentro sexual que grabó uno de los jóvenes, según informa hoy el diario Sur.

Con este testimonio en sede judicial se completa el giro de 180 grados que comenzó a dar el caso cuando la magistrada dictó su archivo, tras analizar todas las pruebas. Esta última fase, además, se ha desarrollado en apenas 48 horas. Según las fuentes consultadas, el asunto se está tramitando como diligencias urgentes. Además de la denunciante, que declaró en calidad de imputada, ante la juez comparecieron el jueves los cinco jóvenes afectados con sus abogados, en este caso, como posibles perjudicados.

Fue el miércoles cuando la Fiscalía de Málaga pidió al juzgado que dedujera testimonio contra la chica que denunció la violación el pasado 17 de agosto para determinar si pudo incurrir en una posible simulación de delito. Una vez archivado el caso, la petición se sostuvo en las contradicciones que supuestamente existían en la declaración de joven; en el testimonio de varios testigos; en el material gráfico que descartaría esa supuesta agresión sexual (vídeo y fotos); y en los informes periciales que constaban en el procedimiento. La juez abrió un procedimiento ese mismo día.

La chica fue encontrada por una patrulla de la Policía Local de Málaga sobre la ocho de la mañana del 17 de agosto, domingo de feria. Estaba llorando en el suelo en una calle de un polígono industrial, junto al recinto ferial Cortijo de Torres. Explicó a los agentes que tras terminar su jornada laboral en una caseta fue arrastrada bajo amenazas por sus presuntos agresores a un lugar apartado, en la zona de las atracciones, y allí fue agredida sexualmente en grupo. Dio la descripción de los jóvenes y se detuvo a cinco personas por estos hechos.

La juez María Luisa Cienfuegos decretó el sobreseimiento provisional de las diligencias el 20 de agosto, después de visionar el video de la supuesta agresión sexual, grabado por un móvil de uno de los chicos denunciados, que en todo momento defendieron que se trató de relaciones físicas consentidas. El testimonio prestado en calidad de testigos por cinco feriantes, que vieron a los jóvenes en actitud amistosa y descartaron esa posible violación denunciada, fue otro indicio de peso para sostener la decisión de sobreseer el caso.

El proceso que afecta a los mayores de edad quedó definitivamente archivado hace unos días, tras expirar el plazo previsto sin que se presentara recurso. La causa levantó un revuelo enorme en las redes sociales, sobre todo tras la decisión de archivo, y se registraron comentarios supuestamente ofensivos contra la juez instructora. El tono de algunos de ellos llevó al Tribunal Superior de Justicia (TSJA) a emitir una nota de apoyo público a la magistrada.

Fiscalía

La fiscalía también abrió diligencias para determinar si alguno de estos mensajes pudieron incurrir en posibles delitos de injurias o amenazas y ha pedido a un juzgado que cite como imputados a 11 personas que han sido identificadas por la Policía como supuestos autores de esos comentarios.

Tras escuchar a la joven, la fiscalía le achaca inicialmente cinco delitos de denuncia falsa en concurso ideal y solicita para ella un año y tres meses de prisión, además de una multa.