Selecciona Edición
Iniciar sesión

Dos muertos y 17 hospitalizados por un brote de legionela en Sabadell

La Generalitat busca en la ciudad el foco de la enfermedad, que ha afectado a 22 personas

 Atlas

Dos personas han fallecido y otras 20 han resultado contagiadas por un brote de legionela detectado en Sabadell (Vallès Occidental) en los últimos diez días, según informó ayer la Generalitat de Cataluña. Tres de los afectados ya han sido dados de alta y los otros 17 continúan ingresados en los hospitales Parc Taulí de Sabadell (12), General de Cataluña de Sant Cugat del Vallès (tres) y la Clínica del Vallès (dos), también en Sabadell. El Departamento de Salud explicó que los dos fallecidos tenían “factores de riesgo y patologías previas importantes”, que agudizaron la dolencia.

Los afectados, 12 hombres y 10 mujeres de edades comprendidas entre los 45 y los 94 años, empezaron a mostrar síntomas de pulmonía entre el 5 y el 15 de septiembre. La Agencia de Salud Pública de Cataluña da por hecho que, ante la acumulación de casos en unos pocos días, se enfrenta a un “brote comunitario activo”.

Los técnicos de la Generalitat buscan ahora el foco de contagio en las torres de refrigeración de la ciudad. Fuentes que investigan el brote explicaron ayer que “los casos están muy dispersos por toda la ciudad”. “No hay una localización clara de la zona en la que pueda estar el foco del brote, lo que está dificultando los trabajos de investigación”, añadieron las mismas fuentes.

pulsa en la foto
EL CONTAGIO DE LEGIONELOSIS 

La legionela está causada por una bacteria (legionella pneumophila) que puede encontrarse en el medio ambiente, en lugares comunes como zonas con agua estancada o en la misma tierra. La enfermedad, que no se transmite de persona a persona, se contagia al inhalar la bacteria cuando esta viaja en el interior de gotas de agua microscópicas que flotan en el aire. Al aspirarla, llega a los pulmones y se reproduce sin control. Por ello son las torres de refrigeración, fuentes y cualquier conducto de agua con salida a la atmósfera los focos que suelen causar los brotes de esta enfermedad.

La Generalitat recordó ayer que se puede beber sin ningún peligro el agua de los suministros públicos, tanto de los domicilios particulares como de las fuentes públicas. Asimismo, informó de que tampoco existe ningún riesgo por utilizar el agua de los conductos públicos para higiene personal o para cocinar.

La evolución de la dolencia, cuyo cuadro clínico es una infección pulmonar, como una neumonía o una pulmonía, suele ser favorable, aunque varía según los factores de riesgo de la persona afectada.

Los últimos casos registrados en Cataluña se remontan al mes de mayo de este año, cuando la Agencia de Salud Pública detectó tres casos de legionela en un hotel de Roses (Alt Empordà), que obligaron a cerrar el suministro de agua caliente del hospedaje. En agosto de 2013, otro brote de la enfermedad se saldó con 14 afectados en Granollers (Vallès Oriental) y varios municipios cercanos. Los mayores brotes registrados en España hasta la fecha han sido los de Murcia en 2001, con 600 afectados y seis muertos, y Alcalá de Henares (Madrid) en 1996, con 280 enfermos y 16 muertos.

 

Más información