Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Susana Díaz retira las competencias de vivienda a IU por un plan para okupas

Izquierda Unida desafía a los socialistas y cede viviendas de la Junta a varias familias

El PSOE sostiene que saltarse la lista de espera de VPO es “prevaricar”

Ampliar foto
Susana Díaz y Diego Valderas, este miércoles en el Parlamento.

El realojo de las 22 familias expulsadas el domingo de la corrala La Utopía de Sevilla abrió este miércoles la mayor crisis de los dos años del gobierno de coalición de PSOE e Izquierda Unida en Andalucía. La Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por IU y que ha apoyado la corrala desde su creación, anunció por la mañana que se hacía cargo del realojo de todas las familias que durante casi dos años han ocupado un edificio propiedad de Ibercaja.

A lo largo del día, las discrepancias entre PSOE e IU fueron a más. El momento decisivo llegó a última hora de la tarde, cuando Izquierda Unida hizo entrega de las llaves de viviendas sociales de la Junta a varias de las familias okupas. La presidenta de la Junta de Andalucía decidió dar una respuesta contundente: firmó un decreto por el que retira temporalmente las competencias de vivienda al departamento que dirige IU y abre una investigación interna.

Las competencias de vivienda, que han permitido a IU presumir, por ejemplo, del decreto antidesahucios, van a pasar a la dirección general del Patrimonio de la Junta, dependiente de la Consejería de Hacienda. Además, Díaz ha ordenado la apertura de una investigación interna. El objetivo es saber si la decisión de sus socios de Gobierno vulnera la legalidad vigente y el principio de igualdad, ya que en Sevilla hay más de 12.000 personas que esperan en una lista la adjudicación de una vivienda de protección oficial. “Darles las viviendas sería prevaricar”, dijeron fuentes de la Presidencia de la Junta

Los socios en el Gobierno andaluz restan importancia al choque

Este es el mayor enfrentamiento que ha habido en el Gobierno de coalición de Andalucía. Una de las características de PSOE e IU como socios en el Gobierno andaluz es que las discrepancias políticas son silenciosas. Pero este miércoles esta regla se quebró y con estruendo a cuenta de la solución propuesta por Fomento. Aunque las dos partes intentaban mitigar el alcance del choque, el desconcierto dentro del Gobierno creció a medida que se confirmaba que una y otra parte insistían en mantenerse firmes en sus posiciones.

El departamento dirigido por IU, que poco después de las 11.00 difundió una nota de prensa para anunciar el realojo, se vio después obligado a suspender una comparecencia pública del viceconsejero ya anunciada para dar detalles del plan. El acto se canceló porque, poco antes de la hora prevista para su inicio, los teléfonos de los máximos responsables de IU en Andalucía empezaron a recibir llamadas de la dirección socialista para advertirles de que no se iba a aceptar el realojo de los afectados. La presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, ordenó parar la propuesta de IU ante las dudas legales y el precedente que se podía crear. Los socialistas advirtieron que de seguir la iniciativa se abriría una “espita peligrosa” que daría derecho a una vivienda a “todo el que pegue una patada en la puerta”.

El viceconsejero no llegó a comparecer, pero su departamento se negó a rectificar la nota difundida horas antes. Cuando la decisión de la Presidencia de la Junta de frenar el realojo ya era pública, en la Consejería de Fomento se seguía trabajando para que todos los desalojados amanecieran ya hoy en sus nuevas viviendas. La solución planteada por IU era ubicar a 10 familias en las 10 únicas VPO propiedad de la Junta que hay libres en Sevilla y sufragar el alquiler de las 12 restantes en pisos que la consejería de Fomento ha buscado en los últimos días en el mercado privado. Fuentes de IU precisaron que varias familias amanecieron en viviendas de la Junta. Esta decisión de IU fue el detonante de que Díaz retirara las competencias de vivienda a Fomento.

Las 22 familias afectadas fueron desalojadas de un edificio ocupado

El choque se mantuvo en los despachos de los socios de Gobierno hasta que, por la tarde, saltó a los micrófonos del Parlamento andaluz. Desde la tribuna de la Cámara, la diputada de IU Inmaculada Nieto insistió en que Fomento pondría en marcha “medidas excepcionales y transitorias” para las familias, que desde el domingo esperan una solución ante las puertas del Ayuntamiento de Sevilla. Minutos después, el portavoz parlamentario de IU, José Antonio Castro, dio detalles de la propuesta planteada por su grupo y sostuvo que el departamento de Vivienda actúa en cumplimiento del auto de la juez que decretó en febrero el desalojo de la Utopía pero instó a las Administraciones a “proveer lo necesario” para atender “a los menores y otras personas en riesgo de exclusión social”. Castro insistió en que se trataba de una medida “transitoria” amparada en la normativa de vivienda, que contempla “excepciones” en el orden de adjudicación de las VPO para casos como este.

Minutos después, llegó la desautorización definitiva y pública por parte del portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez. Según el portavoz, la fórmula propuesta por su socio no es válida porque supone incumplir la ley al dar prioridad a las familias de la corrala para ocupar unas viviendas públicas sin respetar la lista de espera de demandantes. “¿Cuántas familias hay en la misma situación? Hay familias en la misma situación de riesgo y que tienen unos derechos consolidados”, explicó Vázquez, que aseguró que el Gobierno había puesto “el contador a cero” en la búsqueda de una solución para los desalojados de la Utopía. Vázquez aseguró que un informe jurídico de la Junta cuestiona la salida propuesta por IU.

Antes de la retirada de las competencias de vivienda a Fomento, Vázquez calificó de “incidencia puntual” el choque con IU, mientras que Castro redujo lo ocurrido a “una disparidad de criterio”.

Más información