Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El zoo de Barcelona suspenderá las exhibiciones con delfines en 2017

El nuevo espacio contará con cuatro piscinas

Ampliar foto
El zoo de Barcelona reformará las instalaciones de los delfines con la construcción de cuatro piscinas nuevas.

El zoo de Barcelona reformará las instalaciones de los delfines con la construcción de cuatro piscinas nuevas. Las obras empezarán a mediados de 2015 y durarán 20 meses. El nuevo espacio, que se estrenará en 2017 y que será siete veces más grande que el actual, ya no permitirá las exhibiciones con estos animales, según ha avanzado la teniente de alcalde de Economía Sònia Recasens, presidenta del Zoo. El cambio quiere terminar con la contradicción que supone prohibir espectáculos con animales en los circos y al mismo tiempo ofrecer exhibiciones con delfines.La nueva estructura ya no tendrá gradas, como la actual, y el único espectáculo que se ofrecerá a los visitantes serán "los cuidados de los animales y su manejo", según Recasens.

"Consideramos que será la principal novedad en las próximas décadas  en el zoo", ha señalado Recasens, que ha explicado que se ha decidido "un cambio de orientación" respecto a la primera decisión del gobierno municipal, que era construir y gestionar el nuevo delfinario en el marco de una colaboración público-privada.

Los grandes perjudicados por la mejora de las instalaciones de los seis delfines que viven en el zoo de Barcelona serán los leones marinos, que perderán espacio y durante las obras, probablemente tendrán que abandonar el zoo. 

Durante el año pasado, el zoo registró 1.113.724 visitantes, lo que supone una media de 2.211 visitantes al día. Es la mejor cifra registrada en los últimos diez años.  

Más información