Botella: “El PP y la reforma laboral son la ideología que más progreso ha traído”

Defiende que los barrenderos cobran el salario medio de Madrid, pero ganan un 40% menos

La huelga de barrenderos ha provocado el debate político más encendido en el pleno municipal desde que Ana Botella (PP) fue investida hace dos años alcaldesa de Madrid. La regidora y los líderes del Partido Socialista, Jaime Lissavetzky, y de Izquierda Unida, Ángel Pérez, se han cruzado descalificaciones e incluso insultos a cuenta de la gestión municipal en el conflicto. Botella ha zanjado las críticas de la oposición afirmando que el PP y su reforma laboral son "la ideología que ha traído mayor progreso a la Humanidad".

"La huelga [de limpieza] se ha solucionado gracias a las medidas de la reforma laboral, que permite que se rebaje el coste laboral con unas medidas de flexibilización, y que son las que más progreso han traído en la historia la Humanidad, hagan un recorrido por el mundo", ha sentenciado en respuesta al líder socialista. Y ha añadido que los barrenderos, que cobran entre 500 (el turno del fin de semana) y 1.300 euros, y que ahora verán congelado su salario durante los próximos cuatro años, tienen "el sueldo medio de los madrileños". El sueldo medio en la región son 2.160 euros; en España, son 1.840 euros.

Pérez ha espetado a Botella, con su ironía habitual: "Nosotros también estamos en contra de las huelgas salvajes, como la de la banca, que lleva los últimos siete años sin dar crédito; creemos que los servicios mínimos deberían funcionar, y funcionar todo el año, para que las concesionarias presten un mínimo del servicio por el que le pagan los madrileños; y estamos en contra del vandalismo de unos hunos que recortan los derechos de los trabajadores". "Los servicios son esenciales, y los trabajadores no pueden ser tratados con un sistema esclavista y salarios de 600 euros", ha concluido Pérez.

Regañina del Defensor del Pueblo

La concejal de Izquierda Unida Raquel López ha comunicado esta mañana en el pleno municipal la respuesta del Defensor del Pueblo a la queja de un trabajador que perdió su empleo tras la adjudicación de los nuevos contratos integrales del Ayuntamiento.

La institución recuerda al gobierno municipal (PP) que "puede introducir en el pliego de condiciones cláusulas para garantizar la estabilidad en el empleo", dirigidas "a combatir el paro". El gobierno municipal (PP) ha hecho todo lo contrario: eliminar las exigencias de una plantilla mínima que incluían hasta ahora los contratos.

El Defensor del Pueblo "ha dado traslado" al Ayuntamiento de su "preocupación por estas situaciones y de la necesidad de que en casos similares extreme la diligencia y agote los medios previstos en la ley, para favorecer la estabilidad en el empleo de los trabajadores afectados.

El concejal de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, ha señalado que "no va a cambiar" el modelo de los contratos y no va a "imponer el número de trabajadores a las empresas". "La dimensión del servicio se corresponde con las necesidades de los ciudadanos y no con las plantillas", ha zanjado.

Botella le ha respondido: "La ideología que ha traído mayor progreso a la humanidad es la de los que estamos aquí sentados", señalando a la bancada de concejales del PP en el pleno municipal. "Si a usted le parece una vergüenza el sueldo de los trabajadores de la limpieza, a ellos les debe parecer una vergüenza el suyo y el mío. Ellos tienen el sueldo medio del país, es mentira que tengan 600 euros". La alcaldesa cobra 102.000 euros anuales; los líderes de la oposición, 94.000 euros. Los sueldos de los trabajadores de la limpieza aquí detallados han sido confirmados por las empresas concesionarias.

"Yo cobro ocho veces más que ellos, pero no ofendo su dignidad diciendo que se tienen que conformar. El Ayuntamiento pretende ahorrar convirtiéndose en el primer eslabón de la cadena de la precariedad y abusando de la sobreexplotación de los trabajadores que necesitan su empleo", ha zanjado Pérez.

Duro intercambio con Lissavetzky

También Lissavetzky ha criticado a la alcaldesa por su gestión durante el conflicto. En concreto, la ha acusado de mentir, alegando que el Ayuntamiento sabía que se iban a producir recortes de empleo a partir de las ofertas presentadas por las empresas, y debido a la bajada de hasta un 33% en el coste del contrato. "¿Madrid se merece una alcaldesa tan mentirosa como usted?", se ha preguntado el líder socialista.

Botella ha respondido: "Que usted me diga que miento me produce pena, lo que no se merecen los madrileños es un jefe de oposición como usted, que a lo mejor no le han llamado por el camino del trabajo". "La huelga se ha solucionado gracias a las medidas de la reforma laboral, que permite que se rebaje el coste laboral con unas medidas de flexibilización, y que son las que más progreso han traído en la historia la Humanidad, hagan un recorrido por el mundo", ha concluido.

Lissavetzky ha replicado: "Usted, además de vaga, es incapaz. ¿Cree que los madrileños quieren una alcaldesa que no haga nada y que se ponga de perfil ante los problemas, dejando que los empresarios y los sindicatos se ocupen de todo? Madrid necesita a alguien que resuelva los problemas, no que los cree. Háganos un regalo de Navidad, váyase; imagine a los madrileños contentos... y si se lleva a [el concejal de Medio Ambiente, Diego] Sanjuanbenito, de regalo de reyes". Botella no ha querido contestar: "Cuando usted me descalifica, se descalifica usted mismo".

El concejal de UPyD Jaime Berenguer también se ha sumado a las críticas, aludiendo además al "atraco organizado" que supone la subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (más del 6% este año). A Berenguer le llama la atención que el Ayuntamiento diga ahora que el servicio de limpieza viaria va a ser el mismo que en años anteriores, cuando va a costar 650 millones euros menos; pero no para incidir en que a partir de ahora será peor, sino para preguntarse por qué antes se pagaba un "sobrecoste".

Berenguer ha añadido: "¿Por qué no se presenta ninguna empresa extranjera a los contratos? ¿Por qué siempre ganan las mismas empresas los contratos en Madrid, que luego coinciden con las que tienen recalificaciones en los planes urbanísticos o en edificios singulares, o moras de pago de impuestos, y aparecen según la prensa como donantes de su partido? Ustedes hacen una economía de amigos. Madrid huele a naftalina, no tenemos prestigio alguno; por eso nos descalificaron en la primera ronda de los Juegos Olímpicos"

Le ha respondido Sanjuanbenito: "Usted ha hecho acusaciones graves para centenares de funcionarios que participan en la adjudicación, y lo ha dicho en presencia de la interventora general". Respondiendo a la pregunta de qué ha aprendido el Ayuntamiento de este conflicto, ha señalado que "es absolutamente necesaria una regulación de los servicios mínimos". "No nos va a temblar el pulso, con la ley en la mano, y no vamos a permitir que se repita", ha zanjado, parafraseando, según ha dicho, al líder nacional del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.