Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sin acuerdo tras una semana de huelga

Las empresas ofrecen reducir a 625 los despidos y bajar el sueldo el 12% al resto

Los sindicatos rechazan una propuesta “que saca todo el ahorro de los salarios”

 FOTO: J. J. GUILLÉN (efe); VÍDEO: A. Nieto. L. Almodóvar, P. Casado

Las montañas de basura siguen creciendo. Hay restos de todo tipo esparcidos por las calles, olores a orines por los rincones y montones de bolsas amontonadas junto a los contenedores, pero “problemas de salubridad, no”. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lo ha señalado sucintamente este lunes, cuando se cumple la primera semana de la huelga indefinida de limpieza viaria y jardines de Madrid. El Ayuntamiento ha intentado estos días aumentar la presión anunciando sanciones para que se resuelva un conflicto en el que se considera un convidado de piedra. Es un asunto “entre empresarios y trabajadores”, ha repetido otra vez, Botella. Mientras, la oposición pide más contundencia al Consistorio y los sindicatos y las empresas parecen a años luz de alcanzar un acuerdo.

Hasta el momento, van 13 detenidos (8 de ellos no son barrederos) y 29 personas identificadas, según la Delegación del Gobierno. Los comerciantes vuelven a reclamar que se acabe la huelga para que no afecte a la campaña de Navidad.

ampliar foto
Vehículos de la policía municipal escoltan furgonetas de servicios mínimos de limpieza por el centro de Madrid.

Los convocantes (UGT, CC OO y CGT) se reunieron este lunes on tres de las cuatro concesionarias del servicio (OHL, Valoriza y FCC) para intentar desbloquear la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) que estaba previsto para 1.134 empleados de una plantilla de unos 6.000. La cuarta contrata, Cepsa, no prevé despidos. No ha habido acuerdo

Las concesionarias rebajan casi a la mitad los despidos propuestos, con 625 trabajadores, que tendrían una indemnización de 27 días por año trabajado y un máximo de 20 mensualidades, según señaló un portavoz de las empresas. Para el resto de la plantilla, proponen un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de un mes y un 12% de ahorro de costes con “eliminación de acuerdos de centros de trabajo, jubilaciones, excedencia o bajas incentivadas”, además de cambios de jornadas y turnos.

Los sindicatos rechazan la nueva propuesta. “Es un juego de trileros: quieren sacar todo el ahorro de los salarios”, valora Juan Carlos del Río, de UGT, la central mayoritaria en limpieza. También rechazan los cambios propuestos en las jornadas de trabajo, que consideran una “desregulación” de sus horarios para “que los empleados vayan a trabajar cuando ellos quieran aduciendo necesidades del servicio”, según Del Río. Hasta ahora, se distribuyen en turnos de siete horas de mañana, tarde y noche.

Como forma de protesta, han convocado este martes a los trabajadores a donar sangre en un centro de transfusiones de Valdebernardo y han convocado una nueva manifestación para el 19 de noviembre. El plazo de negociación del ERE expira el día 17. Si a partir de ese día no hay acuerdo, la patronal puede imponer sus condiciones y queda abierta la vía judicial para los sindicatos. Las centrales anuncian que, no obstante, seguirán movilizándose.

Más información