Dos vídeos destapan los golpes de los Mossos al empresario del 'Gayxample'

Las imágenes muestran cómo al menos cuatro policías dan patadas, rodillazos y puñetazos a la víctima, que está en el suelo con varios agentes encima

Dos vídeos caseros, grabados por vecinos del Raval, muestran cómo los Mossos d’Esquadra golpearon repetidamente a Juan Andrés Benítez, el empresario del Gayxample que falleció tras ser reducido por la policía en la madrugada del 6 de octubre. Las imágenes, que obran en poder de la juez que investiga el caso, avalan lo que dos testigos y un imputado explicaron en sede judicial: que al menos cuatro agentes de seguridad ciudadana propinaron puñetazos, rodillazos y patadas a Benítez cuando este se encontraba en el suelo, con los policías encima, gritando de dolor.

Los hechos ocurrieron la noche del 5 de octubre en la estrecha calle de la Aurora. Según los testigos y los atestados policiales, Benítez agredió sin motivo aparente a una mujer marroquí que esperaba en un coche a la puerta de su casa. Después, se peleó con el marido de esta, que había acudido en su auxilio. La autopsia reveló que Benítez murió como consecuencia de múltiples golpes en el “cráneo” que le causaron un fallo cardíaco. Pero no aclaró si esos golpes letales los recibió durante la pelea, se los propinó él mismo durante la reducción de los Mossos —ésa es la versión policial, que el vídeo la desmiente— o las recibió de los policías. En la muerte influyó también una enfermedad cardíaca que sufría la víctima.

La primera serie de imágenes, grabadas por una pareja italiana desde el balcón de su casa, comienza cuando la pelea ya ha terminado. El empresario se aleja del lugar. Le sigue un hombre marroquí que, según declaró ante la juez, le intentó tranquilizar y logró que llamara por teléfono a los Mossos. Benítez estaba nervioso y denunció que le habían robado a su perro. Los atestados —refutados por dos testigos y, ahora, por las grabaciones— señalan que, cuando llegaron, la refriega seguía viva y los mossos tuvieron que separar a los dos hombres. Una agente intentó impedir que Benítez se marchase y éste, siempre según la versión policial, trató de morderla.

El primer vídeo que exhibe la actuación policial —seguida por decenas de curiosos— dura dos minutos y 33 segundos. Benítez está ya en el suelo y tiene a cuatro policías encima suyo. Al inicio de la grabación, el hombre opone resistencia, y los agentes intentan cogerle pies y manos. Uno de ellos le propina tres rodillazos. “¡Madonna, son cuatro contra uno!”, se oye decir a una de las personas que graba.

La juez pide identificar a los ocho ‘mossos’ que redujeron a Benítez

Benítez profiere alaridos de dolor y se revuelve, mientras cuatro agentes siguen encima de él, agarrándole. En las imágenes, en algunos momentos poco nítidas, apenas se ven los brazos y las piernas de Benítez, agitándose. Tras los primeros 40 segundos, llega una ambulancia, y el mismo agente que pega los tres rodillazos a Benítez pide a varias decenas de curiosos que se marchen de lugar. Luego llega un coche de refuerzo y varios agentes más a pie. Uno de ellos se acerca y le propina dos patadas más a Benítez. En ese momento, la joven italiana que graba pregunta a su compañero: “¿Qué debe haber hecho?”. Este le responde: “Se estaba escapando, le han dicho que se parase y no se paraba”.

Poco después, una agente que interviene en la reducción se separa repentinamente del grupo, sin que quede claro qué sucede. Otro de los agentes le da hasta cinco puñetazos a Benítez. Esos golpes corresponden necesariamente con la parte superior del cuerpo del empresario, puesto que medía 1,62 metros y se vislumbran los pies en la parte opuesta en la que le pegan. Benítez chilla tanto que la mujer italiana lo define como “el grito de un cerdo”. Otro agente se acerca a la zona e interviene también. Al acabar el vídeo, cinco personas están encima de Benítez. La mossaque inicialmente se había alejado está cerca, mirando. Varios vecinos les recriminan: “¡Dejadlo!”.

El segundo vídeo, grabado desde un balcón al otro lado de la calle, dura un minuto y 16 segundos. Por las maniobras policiales y el estado en el que se encuentra Benítez —que ya no se revuelve ni grita— todo indica que es posterior al primer vídeo, aunque no hay ningún dato que lo clarifique.

Cinco mossos permanecen encima del hombre mientras otros tres están algo más alejados. Un agente saca del bolsillo una cuerda blanca —previsiblemente, para atar a Benítez— mientras los otros siguen ejerciendo fuerza sobre él. En un momento dado, un policía —el que está más cerca de la pared— propina, en dos tandas, un total de seis puñetazos sobre el hombre. La escasa calidad de las imágenes (es de noche) no permite apreciar si los golpes se dirigen contra la cabeza de Benítez. Pero los testigos que han declarado ante la juez afirman que la testa del empresario estaba junto a la pared.

Los vecinos del Raval recriminaron la actuación de los agentes: “¡Dejadlo!”

Tras recibir las imágenes, la juez las ha remitido al Cuerpo Nacional de Policía —que se ha hecho cargo de la investigación— y ha ordenado una serie de diligencias que apuntan hacia los Mossos. La magistrada ha solicitado al Departamento de Interior que diga a qué unidad pertenecen e identifique a los ocho agentes que, según la juez, “intervinieron directamente en la reducción de la persona posteriormente fallecida”, según la resolución, a la que ha tenido acceso este diario.

A petición del CNP, la juez también ha solicitado a los Mossos que envíen el contenido de los archivos de voz registrados la noche del 5 de octubre en la sala de mando; entre la sala de mando y los agentes que estaban en la calle Aurora y los de estos policías entre sí. La magistrada también quiere conocer la transcripción de las llamadas que esa noche recibieron los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana, así como el “volcado de llamadas” del móvil de la víctima. A la acusación particular, que ejerce la hermana del empresario, le ha pedido que aporte el historial médico completo del fallecido.

El grupo de Iniciativa per Catalunya en Barcelona pidió el pasado 11 de octubre al alcalde Xavier Trias una convocatoria extraordinaria y urgente del Consejo de Seguridad Urbana de Barcelona para tratar la actuación policial. El Gobierno, sin embargo, declinó el viernes al considerar que los hechos están bajo investigación. “No es el momento adecuado”, respondió Trias, informa Camilo S. Baquero.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Hollywood ‘goes to’ flamenco

Miquel Jurado Barcelona

Proyecto estadounidense para rodar un filme ambientado en el mundo del cante

El Maestro de Cabestany se deja ver

El MNAC expone cuatro cabezas románicas del siglo XII de la desaparecida portada del monasterio de Sant Pere de Rodes

Ródano: mucha agua para lo que necesita Barcelona

Dani Cordero Barcelona

Para que el proyecto del trasvase del río hasta Cataluña sea rentable, se requiere que la zona metropolitana incremente su consumo hasta doblar el actual anual

La Audiencia reabre la causa de un joven lesionado por pelotas de goma

Rebeca Carranco Barcelona

El juez cree que hay indicios para imputar a un sargento, un cabo y un escopetero de los Mossos. Stop Bales de Goma acusa a la policía catalana de falta de colaboración

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana