Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo busca nuevas fórmulas para legalizar las viviendas de Barreiros

El presidente invita al alcalde a elaborar un nuevo plan de urbanismo

Alfonso Fuente
Alfonso Fuente

El varapalo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) al plan ideado por la Xunta para legalizar y dotar de servicios a cientos de viviendas construidas en pleno boom urbanístico en Barreiros (Lugo), no ha arredrado al presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo sostiene que el fallo judicial se refiere a aspectos formales y no entra “en la cuestión de fondo”. Con esa idea, el Gobierno gallego va a buscar otras fórmulas legales, entre las que Feijóo ya sugirió una: que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, elabore un nuevo plan general de urbanismo.

 El TSXG admitió esta semana un recurso de la agrupación ecologista Adega contra el plan sectorial de Barreiros aprobado en 2011 por el Consello de la Xunta. Ese convenio establecía una aportación de 14 millones de euros —casi nueve provenientes de las arcas del Gobierno gallego, la Diputación de Lugo y el Ministerio de Fomento— para dotar de servicios a las masivas urbanizaciones construidas sin ningún tipo de infraestructura viaria ni de abastecimiento. Y de paso legalizaba una parte de las 3.000 viviendas autorizadas en su día por el Ayuntamiento del municipio costero con informes en contra de la secretaria municipal.

El Tribunal Superior apreció “desviación de poder” de la Xunta, ya que entiende que no había justificación para declarar el plan de interés supramunicipal, como hizo el Gobierno. Al tiempo, los magistrados recuerdan que una parte de las licencias urbanísticas ya fueron declaradas por otras sentencias de la misma sala del TSXG como “no conformes a la legalidad”.

Pero Feijóo insiste en que todo es una cuestión meramente formal y que lo único que “se discute es si se utilizó la figura urbanística adecuada”. “Lo que queremos es solucionar un problema que incide en la economía de la zona y facilitar a los vecinos los servicios necesarios para poder vivir”, alegó el presidente en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta. Mientras su Gobierno estudia si recurre la sentencia ante el Supremo, Feijóo invitó al alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente, del PP, a elaborar “urgentemente” un nuevo plan de urbanismo que permita legalizar las viviendas. La Audiencia Provincial de Lugo también acaba de ordenar que se investigue a Fuente por un presunto delito de prevaricación en la concesión de las licencias urbanísticas, tras otra denuncia de Adega.

El BNG, cuyo portavoz municipal en Barreiros, Antonio Veiga, ha sido uno de los más beligerantes con la política urbanística del alcalde, dirigió ayer durísimos ataques a Feijóo y a la Xunta por su actuación en ese municipio. El más contundente fue el secretario de organización de los nacionalistas, Bieito Lobeira, quien declaró: “Feijóo no solo se dedica a coquetear con la mafia del narcotráfico sino que ampara a la mafia urbanística”. Según Antonio Veiga, el TSXG “ha echado abajo el mayor pelotazo urbanístico que se hizo en Galicia con dinero público”.