Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un guardia civil acusado de matar a su mujer en marzo

El hombre, de 33 años, simuló presuntamente el suicidio de su mujer, de 31

La víctima fue hallada muerta en Aranjuez por un disparo del arma de este

Ha sido arrestado en Leganés cuando prestaba servicio

La Policía Nacional ha detenido a un guardia civil, Raúl R. P., de 33 años, acusado de asesinar a su mujer, Sonia E.M., de 31 años, el pasado mes de marzo en Aranjuez y de simular su suicidio, han informado fuentes de la investigación. El agente ha sido arrestado esta mañana en Leganés cuando prestaba servicio. Se trata de la sexta víctima de violencia de género en Madrid en lo que va de año. Ninguna había denunciado. En toda España, asciende a 24, de las que 19 no habían denunciado.

Los hechos ocurrieron el 10 de marzo en la vivienda que ambos compartían con su hija de tres años, situada en el número 22 de la calle Juan de Herrera. A las diez y media de la mañana, la mujer, enfermera de profesión, fue localizada muerta en su cama por un disparo de la sien. El arma usada era la pistola reglamentaria de su marido. Este aseguró que se la había quitado y que se trataba de un suicidio.

Sin embargo, la inspección ocular del lugar, la autopsia y otras pruebas y declaraciones de testigos han llevado a los investigadores del Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional a la conclusión de que el presunto autor del homicidio había sido Raúl R.P.. Según la policía, el agente había ideado un plan, ayudado por sus conocimientos policiales, para que los investigadores pensaran que la mujer estaba deprimida y acabó con su vida. Según informó en su día Onda Cero, la mujer era enfermera en el hospital del Tajo, donde sus compañeros la describían como una mujer "alegre, trabajadora y luchadora".

Casi tres meses después, la Policía Nacional le ha detenido esta mañana en puesto de trabajo cuando prestaba servicio en la primera sección de la Compañía de Conducciones de la Guardia Civil (el parque móvil). Ha sido trasladado a la Comisaría de Aranjuez, donde se encuentra sin que se sepa si ha confesado los hechos. El hombre pasará en las próximas horas a disposición del Juzgado de Violencia de la Mujer número 2 de esta localidad madrileña. 

Seis muertas, ninguna denuncia

Este es el sexto caso de violencia de género que se produce en la Comunidad de Madrid en lo que va de 2013. Ninguna de las cinco fallecidas tenía orden de alejamiento ni cualquier otra medida de protección porque no habían denunciado malos tratos. El último crimen hasta hoy se produjo el 6 de mayo, cuando un hombre de 26 años fue detenido como presunto autor de la muerte de su pareja, de 39, cuyo cadáver fue hallado en la bañera de su domicilio en Collado Villalba. La autopsia determinó que la mujer murió por ahogamiento de una forma violenta en la bañera de su casa.

El 24 de abril, un hombre de 75 años, José Antonio S. F., disparó un tiro en la cabeza a su mujer, María del Salvador G. C., de 69, mientras dormía en el distrito de Chamartín, en el este de la capital, lo que le causó la muerte en el acto. Después, el presunto asesino se disparó en la sien al intentar suicidarse. Apenas cuatro días antes, una angoleña de unos 30 años y cuyo nombre corresponde a las iniciales H. D. A. fue degollada en una pensión de la plaza de la Beata María Ana de Jesús. El autor confeso se entregó el lunes en la Policía Local de Coslada y explicó lo que había sucedido.

El tercer caso del año en la región se produjo en Mejorada del Campo el 22 de marzo. María del Carmen C. G., de 65 años, murió tras recibir un fuerte golpe en la cabeza. La Guardia Civil y la Policía Local detuvieron al marido, Andrés G. R., de la misma edad, como supuesto autor del golpe, según informaron fuentes del instituto armado.

Un mes antes, el 16 de febrero, Noal Mesleh F. G., de 36 años, recibió varios disparos en plena calle, en el distrito de Villa de Vallecas. Dos días después, la policía detuvo en Benalmádena (Málaga) a José Luis C. M., de 38 años, el marido, como supuesto autor de los tiros. Estaba con el hijo que ambos tienen en común, de seis años, que también fue hallado sano y salvo.

El primer caso de violencia de género se produjo en la capital el 20 de enero. Santiago F. R., de 35 años, fue detenido en su domicilio del distrito de Tetuán, acusado de haber degollado a su pareja sentimental, la vietnamita Thithanhtam T., de 38 años. El detenido tenía un antecedente por malos tratos en el ámbito familiar de 2009, pero según fuentes de la investigación no le constaban denuncias previas de su actual pareja ni órdenes de alejamiento.