Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batido, galletas y un bocadillo para combatir la crisis

Andalucía comienza a dar tres comidas gratuitas a los alumnos desfavorecidos

Una empleada prepara las bolsas con el desayuno y la merienda.
Una empleada prepara las bolsas con el desayuno y la merienda.

Un batido o zumo, unas galletas y una pieza de fruta para desayunar. Y un bocadillo de fiambre para merendar. El Gobierno andaluz ha comenzado a aplicar este lunes en un centenar de colegios parte del decreto de solidaridad y garantía alimentaria, que contempla tres comidas al día. En total, cerca de 11.000 menores han recibido una bolsa con la merienda y el desayuno. El almuerzo ya lo hacían hasta ahora en los centros educativos de forma gratuita.

El programa —que pretende llegar a partir del otoño a unos 48.000 escolares— se ha empezado a aplicar en los colegios ubicados en las denominadas "zonas de transformación social", donde los servicios sociales concentran el trabajo diario. Uno de estos centros es el que dirige Miguel Rosa, ubicado en Sevilla capital. En su colegio estudian 400 menores y 89 están dentro del programa contra la exclusión que contempla las tres comidas. Los servicios sociales han sido los encargados de seleccionar a los alumnos en situación más difícil. "Los padres fueron informados y han dado su consentimiento, se les envió una carta", apunta Rosa.

A los directores y empresas de catering encargadas de preparar las bolsas con la comida les han pedido discreción en el reparto. Las consejerías de Educación y de Salud y Bienestar Social, que coordinan el programa, intentan evitar estigmatizar a los alumnos de las familias con menos recursos, que son los beneficiados por el plan. "Nos han pedido la mayor discreción del mundo. La lista de los menores solo la conoce la dirección del centro y nosotros trabajamos con números", señala José Luis Sánchez, gerente de una empresa malagueña de catering que sirve a 16 colegios de varias provincias andaluzas.

Esta empresa ha elaborado este lunes unas 1.200 bolsas con el desayuno y la merienda. Los monitores que se encargan del servicio de comedor han sido los encargados de repartirlas cuando los menores se marchaban del colegio. La de este lunes contenía un batido, galletas, una pieza de fruta y un bocadillo de pavo cocido. El coste diario por alumno está entre el euro y los dos euros, detalla Sánchez.

Luis Sosa dirige otra empresa de catering de Sevilla que sirve las comidas a 60 centros de la provincia. Este lunes han repartido 1.020 bolsas con el desayuno y la merienda. Sin embargo, el grueso del plan se pondrá en marcha el próximo curso (a este solo le quedan tres semanas y durante el verano se encargarán del reparto de las comidas las ONG). En una segunda fase, que se cerrará entre octubre y noviembre, se llegará a unos 48.000 alumnos. El coste del plan, según la Junta, ronda los dos millones de euros.

"El bipartito [en referencia a PSOE e IU, que gobiernan juntos en la comunidad] se tendría que preocupar por generar empleo y riqueza, no por medidas limosna", ha sido el balance que ha hecho el PP andaluz del inicio del plan.