Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La delegada del Gobierno en Cataluña entrega un diploma a la División Azul

De Luna distinguió en un acto de la Guardia Civil a la unidad que luchó con Hitler en Rusia

Todos los partidos, menos el PP y Ciutadans, exigen la dimisión inmediata dimisión de la delegada

María de los Llanos de Luna da la mano a un representante de la citada agrupación.

La Hermandad de Combatientes de la División Azul, que luchó junto a Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, colgó una foto en su Facebook recordando el momento. La delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, entregó el pasado sábado a uno de sus miembros —con camisa azul y boina roja— un diploma por asistir al homenaje a la Guardia Civil. La Comandancia de la Guardia Civil en Barcelona acogía por primera vez un acto para celebrar su 169 aniversario y participaron en el mismo una treintena de asociaciones civiles y militares. Y, entre ellas, la citada hermandad.

La División Azul fue una unidad española de voluntarios falangistas que luchó entre 1941 y 1943 en el Ejército alemán, durante la Segunda Guerra Mundial, exclusivamente en el frente oriental, contra la Unión Soviética. El reclutamiento, que llegó hasta los 18.000 hombres, se hizo entre jefes y oficiales voluntarios del Ejército, estudiantes, obreros y jóvenes deseosos de luchar contra el comunismo.

La noticia de la intervención de Llanos de Luna fue publicada por el diario digital Directa.cat. y se extendió rápidamente por las redes sociales. Todos los partidos catalanes, salvo el PP y Ciutadans, pidieron la destitución fulminante de la delegada gubernativa, cuya gestión ha estado envuelta en la polémica hasta el punto de que el Parlamento catalán aprobó en marzo una moción, impulsada por Esquerra, instando al Gobierno de Rajoy a destituir a la delegada por su actitud “abiertamente hostil y de falta de respeto hacia las instituciones catalanas”.

CiU, siempre cauta a la hora de pedir dimisiones, deploró la falta de consideración a la memoria de las víctimas de la barbarie del nazismo, mientras que los socialistas mostraron su estupor ante el hecho “insólito” de que nadie presente en el acto reaccionara ante “la parafernalia falangista”.

La Delegación del Gobierno mantuvo ayer un escrupuloso silencio y se remitió a un comunicado de la Guardia Civil de Barcelona. Bajo el título “nota aclaratoria”, el instituto armado sostuvo que el acto tenía una doble vertiente: conmemorar su 169 aniversario y el homenaje que le querían tributar las entidades Ponencia de Cultura de Defensa y la Federación de Asociaciones Cívico-Militares.

El comunicado subraya que todas las agrupaciones que desfilaron son “legales” y que su “idiosincrasia” se fundamenta “en un contexto histórico, en absoluto ideológico y están integradas por familiares de personas que pertenecieron a las mismas”. El texto exculpa a De Luna al asegurar que el protocolo de la entrega de diplomas de agradecimiento por la asistencia lo organizó la Mesa de Ponencia y que a ella le tocó aleatoriamente dar el diploma a la Hermandad que combatió con los nazis. Como ejemplo, cita que el otorgado a la Asociación de Aviadores de la República lo entregó un guardia civil.

El instituto armado exculpa a De Luna y minimiza el incidente

Junto a De Luna, participaron en el homenaje el general jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo, y el coronel jefe de la Comandancia de Barcelona, Francisco Barreiro, además del alcalde de Sant Andreu de la Barca, el socialista Enric Llorca.

El PSC salió rápidamente en su defensa al alegar que “ni sabía ni pudo evitar el lamentable homenaje”. Precisamente, la presencia del regidor fue el motivo que adujo el PP para señalar que el reparto de diplomas fue “aleatorio”. “Le podía haber tocado a él. Los hechos se han tergiversado”. No es la primera vez que sucede algo así. En 2004, José Bono, el entonces ministro de Defensa, invitó al desfile del 12 de Octubre a la Hermandad de la División Azul y se defendió así: “Sigo siendo un socialista que luchó contra Franco, que se jugó su libertad contra la dictadura y, hoy, como ministro, no pienso pedir permiso a ningún arbitrista para querer a España”.

Iniciativa tildó de “inadmisible” la entrega del diploma cuando María Dolores de Cospedal, número dos del PP, acusó de nazismo a los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que practican el escrache. La gestión de De Luna ha sido muy criticada por la forma en que ejerce su cargo, con una fuerte carga política, a diferencia del perfil bajo de sus antecesores.

Más información