Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vaso de El Campello llega a las Cortes

El PSPV insta a investigar si la pieza presentada como íbera es de un expolio o una falsificación

La vasija hallada en la trastienda de un anticuario de El Campello.
La vasija hallada en la trastienda de un anticuario de El Campello.

La polémica levantada sobre el supuesto vaso íbero hallado en El Campello (Alicante) rebasa el ámbito científico para alcanzar el político. El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado a la Mesa de las Cortes Valencianas una propuesta de resolución para instar a la Consejería de Cultura a que “adopte las medidas necesarias y dé las instrucciones pertinentes” que permitan dilucidar si la pieza “es auténtica o no”. Asimismo, los socialistas exigen que en el análisis participen “los mejores técnicos y especialistas en la materia, tanto de la Generalitat como de la Universidad”, contando “con la colaboración del Ivacor” (Instituto Valenciano de Conservación y Restauración).

El escrito está firmado por el diputado Juan Soto, miembro de la comisión de Cultura, y por la portavoz adjunta del Grupo Socialista en las Cortes, Carmen Ninet. “Tanto si es el vaso de El Campello es fruto de un expolio como de una falsificación”, ha explicado Soto a este periódico, “la consejería tiene que mover ficha”. “Lo insólito es que después de una operación propagandística improvisada”, señala el diputado en relación a la presentación del hallazgo el pasado mes de enero, “se haya frenado en seco la investigación y no haya ninguna actuación por parte de la consejería para averiguar si estamos ante un expolio de yacimientos arqueológicos o ante una red de falsificación”.

“En ambos casos”, agrega, “Cultura no puede mirar hacia otro lado, y más cuando hay piezas similares a las de El Campello que están en venta en Estados Unidos y que deberían estar sometidas a la misma consideración: o han sido expoliadas o son falsas”, ha comentado Soto en relación a los vasos de supuesto origen ibérico que este periódico localizó recientemente a través de Internet. Estos supuestos Kalahtos, con un precio de entre 30.000 y 35.000 dolares, son falsos a simple vista, en opinión de Vicent Escrivà, arqueólogo de Llíria, y de Carmen Aranegui, catedrática de Arqueología de la Universidad de Valencia.

El vaso hallado en la trastienda de un anticuario de El Campello está custodiado desde el pasado mes de enero en el Museo Arqueológico de Alicante (Marq) por orden judicial. El Juzgado de Instrucción número 8 de Alicante ha requerido un informe pericial de la pieza. “El silencio de la consejería” según Soto, “cuestiona la solvencia de los gestores culturales, que parecen incapaces de asumir una verificación”. “Sorprende su resistencia a reunir una comisión de expertos”, concluye Soto.