Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Tributaria subasta hoy la sede de Izquierda Unida en Getafe

Con una deuda de 2,2 millones, tiene embargados otros tres locales en la región

Gregorio Gordo de Izquierda Unida y dos diputadosen la Asamblea. Ampliar foto
Gregorio Gordo de Izquierda Unida y dos diputadosen la Asamblea.

La Agencia Tributaria subastará hoy por la mañana, en sus oficinas de Guzmán el Bueno y con un precio de salida de 266.000 euros, la sede de Izquierda Unida en Getafe. El local, uno de los cuatro establecimientos que la formación tiene en propiedad en la región, está situado en la calle del Cónsul, en el centro del municipio. “Justo enfrente del Arzobispado”, detallan, con cierta ironía, en el partido. Las otras propiedades inmobiliarias de la formación, las sedes de Alcorcón, Arganda del Rey y Velilla de San Antonio, están en el mismo proceso. También fueron embargadas en 2007. Izquierda Unida debe 2,2 millones de euros, de los que casi un millón están pendientes con la Seguridad Social y el resto con el Ministerio de Hacienda. “Hemos conseguido acordar con la Seguridad Social el aplazamiento de la deuda a ocho años y con los correspondientes intereses. El problema es con la Agencia Tributaria, que nos exige 300.000 euros para parar las subastas de los locales”, explica Gerardo del Val, secretario de finanzas de IU desde abril del año pasado.

El motivo de la confiscación de los inmuebles es la deuda de 1,2 millones de euros con Hacienda que IU acumuló entre 2000 y 2009 por no pagar las retenciones del impuesto de la renta (IRPF) de sus trabajadores. “Asumimos los errores cometidos, pero los últimos tres años el partido ha cumplido con todos sus pagos. En ese tiempo se ha respetado el presupuesto, estamos al día... Nuestra predisposición es cumplir y pagar la deuda, pero necesitamos tiempo para hacerlo”, añade Del Val, que entiende que Hacienda no les da más facilidades “por motivaciones políticas”. Mientras, la coordinadora de IU en Getafe, Sylvia Uyarra, espera que la subasta de hoy quede desierta ya que el precio de partida “es altísimo”. De ser así, la formación calcula que contaría con dos meses de margen para poder reunir los 300.000 euros necesarios para paralizar las subastas. “No hay palabras, es un varapalo, no nos esperábamos quedarnos sin este local que adquirimos en 1998 y que hemos pagado los militantes, euro a euro, año a año y con los ingresos que obteníamos hasta de la caseta de las fiestas de Getafe”, apunta Uyarra.

Para afrontar la deuda, la formación prevé emitir unos bonos extraordinarios de entre los 100 y los 1.000 euros. Sus destinatarios serían los cargos públicos y los cuadros orgánicos de Izquierda Unida, que de esta manera contribuirían a sufragar la deuda con el ministerio. El tesorero del partido argumentará los motivos y detalles de los bonos en la reunión de la ejecutiva regional de la semana que viene. “Son unos bonos extraordinarios y optativos destinados a los cargos, no a los militantes, con los que pretendemos conseguir los 300.000 euros que nos reclama Hacienda como adelanto para poder aplazar la deuda de esos 1,2 millones que tenemos pendientes con ellos”, explica Del Val.

El tesorero, que fue reelegido en su cargo en el cónclave del pasado diciembre en el que Eddy Sánchez fue elegido coordinador regional de IU —Gregorio Gordo se mantuvo como portavoz en la Asamblea de Madrid—, señala que parecían haber llegado a un acuerdo con Hacienda en verano. “Nos sugirieron que contratásemos un crédito hipotecario y que liberarían los locales, pero al final las gestiones con los distintos bancos con los que nos pusimos en contacto no salieron adelante... Y no pudimos refinanciar la deuda”, detalla Del Val.

La merma de los ingresos por los resultados electorales también han contribuido a agravar la situación de las arcas regionales de IU, con un presupuesto anual de 1,2 millones. Sus ingresos provienen de las cuotas de los afiliados y de las subvenciones, cantidades se han reducido notablemente y donde todavía escuece el descalabro electoral de 2000. Hoy sabrán si pierden la que muchos en el partido consideran su mayor posesión... O si les dan una prórroga.