Cotino echa a representantes de los discapacitados por protestar en las Cortes

Fabra afirma que aprobará este viernes el pago de 10 millones de euros a los centros

FOTO: JOSÉ JORDÁN

Estaba tan preocupado por impedir las alusiones al consejero de Hacienda, José Manuel Vela, en la cuerda floja por haber pasado a Rafael Blasco un informe de su caso judicial, que le sorprendió la protesta de los representantes de discapacitados desde la tribuna de invitados. El presidente de la Cortes Valencianas, Juan Cotino, ordenó este jueves desalojar a nueve representantes de las entidades y centros que atienden a discapacitados, protagonistas de una marcha de nueve días, cuando protestaron durante la sesión de control al jefe del Consell, Alberto Fabra, que anunció que les pagará 10 millones de lo que les debe la Generalitat y se comprometió a un pago de otros 30 millones antes de fin de año al sector de la dependencia. Diputados de la oposición aplaudieron al grupo de la discapacidad mientras era desalojado.

El desalojo se produjo cuando la diputada de Esquerra Unida Esther López Barceló, en una de las repreguntas, emplazó al Consell a responder cuándo se sentará a negociar con los representantes del sector de la discapacidad. “No solo quieren un calendario de pagos sino también ser escuchados”, dijo. El consejero de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, empezó a responder que desde septiembre su departamento ha tenido “40 reuniones con 36 entidades”. En ese momento, desde arriba, uno de los invitados de la discapacidad exclamó: “¿Cuándo vamos a cobrar?”. Y gritó que el consejero no estaba respondiendo. Otra persona inquirió: “¿Por qué cobra usted y yo no?”. Cotino ordenó desalojar la tribuna.

Pero la bronca no acabó ahí. Al retomarse la sesión, Marina Albiol, también de Esquerra Unida, criticó la deuda de la Generalitat con los sectores más desfavorecidos y recordó las palabras de la parlamentaria popular en el Congreso Andrea Fabra sobre los recortes, el famoso "¡que se jodan!", así como el comentario de la diputada autonómica Pilar Sol sobre la compra de televisiones por parte de los beneficiarios de la renta mínima garantizada y las alusiones de Augusto César Tauroni, en prisión por el caso de Cooperación, a los africanos como “negratas”. Cotino ya había retirado la palabra al socialista Rafael Rubio por referirse al caso de Vela y su complicidad con Blasco.

El portavoz del PP, Jorge Bellver, tomó la palabra en medio del debate para acusar a la oposición de pretender “reventar el parlamentarismo”. Los grupos de la oposición protestaron y Cotino intentó justificar que había dado la palabra a Bellver por alusiones. Sin embargo, la negó al resto de portavoces. Desde los bancos de la izquierda se respondió con gritos de “¡tongo, tongo!”. Al final, el presidente de las Cortes se perdió a la hora de dar palabras y la sesión se le fue de las manos. Cuando la retomó, se confundió de punto del orden del día.

Uno de los invitados de la discapacidad exclamó: “¿Cuándo vamos a cobrar?”

Al acabar el pleno, Marga Sanz, de Esquerra Unida, acusó a Cotino de “incapacidad” y de "talante antidemocrático", justificó la protesta de los desalojados y anunció que expresará su queja en la Junta de Síndics contra Cotino. El portavoz socialista, Antonio Torres, dijo que Cotino “no sabe imponer su autoridad”. Según Torres, la semana pasada se produjo un hecho grave al pasar el consejero de Hacienda un sobre en las Cortes a Blasco sin que se haya hecho ninguna averiguación. Por ello, los socialistas propondrán reunir a la Comisión del Estatuto del Diputado para que Vela y Blasco expliquen lo que pasó. Torres dijo entender el malestar de quienes protestaron desde la tribuna pero reconoció que el reglamento de las Cortes impide esas intervenciones.

Mònica Oltra, de Compromís, aun asumiendo que el reglamento impide intervenir desde la tribuna de invitados, defendió a los representantes de la discapacidad desalojados. “La presidencia de las Cortes y el PP han perdido el oremus”, aseguró Oltra, que añadió que "el reglamento también dice que los consejeros han de responder a las preguntas”.

Jorge Bellver, portavoz del PP, justificó su irrupción en la sesión de control por alusiones a personas de su grupo. Preguntado sobre qué insultos motivaron su petición de palabra, se refirió a que Marina Albiol había hablado de “la panda de Blasco”. Los apuros de Vela y las sombras que se ciernen sobre el Consell marcaron el pleno.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana