El BNG califica de “muy malos” sus resultados y no culpa a nadie

“Espero que los resultados de Esquerda Unida y Anova sean útiles para hacer frente a las políticas del PP en un país que se desangra”, afirmo Vázquez

Guillerme Vázquez, durante la rueda de prensa / OSCAR CORRAL (EFE)

Un día después de que el candidato del BNG, Francisco Jorquera, descargase parte de la responsabilidad de la caída electoral de su organización en el “fomento” que “los poderes” habían realizado de Xosé Manuel Beiras, la dirección de los nacionalistas ha matizado su discurso. Ayer, el portavoz nacional Guillerme Vázquez admitió “sin paliativos” los resultados “muy malos” del Bloque. El frente de partidos, nucleado en torno a la Unión do Povo Galega (UPG), ha perdido cinco escaños y se queda con siete parlamentarios. La Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que capitanea Beiras y que incluye a Esquerda Unida, ha irrumpido con fuerza, sobrepasa al BNG y alcanza los nueve diputados.

Para Guillerme Vázquez, la situación requiere ahora reflexión. Y no echar balones fuera. “Yo no entendí que ayer Jorquera responsabilizase a nadie”, aseguró, “pero en todo caso yo no echo la culpa a nadie y menos a una fuerza que nos ha pasado en votos”. Fiel a su escepticismo, el portavoz nacional no entró a valorar los resultados de otras fuerzas políticas, se limitó a “felicitarlas” y recordó que todavía hay 145.000 personas que votaron al Bloque. Aunque sí habló de AGE: “Espero que los resultados de Esquerda Unida y Anova sean útiles para hacer frente a las políticas del PP en un país que se desangra”. En el nuevo Parlamento de Galicia habrá 16 diputados sentados a la izquierda del PSdeG y que suman 50.000 votantes más que los socialistas. El paisaje parlamentario comienza a parecerse al de otros países del sur de Europa.

“Los caminos del señor son inescrutables”, afirmó cuando la prensa le preguntó por la posibilidad de entenderse con la coalición encabezada por Beiras, y añadió: “Nosotros siempre hemos tenido los puentes tendidos, y no tenemos prejuicios”. Eso sí, todo lo supeditó al proceso que arrancará este sábado, en un Consello Nacional convocado ayer, y que servirá para “adoptar medidas que, aceptando la mala situación, permitan seguir caminando hacia adelante”. “Haremos una profunda reflexión colectiva”, añadió, “que nos ayude a recuperar y aumentar la confianza social en el Bloque”. Pero todas las decisiones de la organización “para esta etapa difícil, casi una travesía del desierto”, advirtió, “serán acordadas con la cabeza fría”.

Ayer no tocaba hurgar en las causas del descalabro en las urnas. Fuentes de la Executiva Nacional explican la necesidad de tiempo para analizar el brusco descenso en un contexto en el que, según Guillerme Vázquez, “el PP de Feijóo tiene la mayoría de los escaños, pero no tiene la mayoría social”. Esta, añadió, “no refrenda los recortes”. Pese a que la derecha contará con tres sillones más en O Hórreo de los que había obtenido en 2009, ha perdido por el camino más de cien mil sufragios. “Para nosotros es preocupante que Galicia se encamine hacia la irrelevancia política”, consideró Vázquez durante su comparecencia, “en un momento en el que Cataluña y Euskadi acentúan su perfil”. “Pedimos humildemente disculpas por lo que hayamos hecho mal, pero el nacionalismo es más necesario que nunca”, concluyó.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana