GOLPE POLICIAL A LA MAFIA CHINA

Detenido un concejal del PSM en una macrorredada contra una red de blanqueo

El edil arrestado es José Borrás, responsable de Seguridad Ciudadana de Fuenlabrada

Hay registros en Cobo Calleja, dos pisos de Madrid y chalés de Getafe y Somosaguas

FOTO: SAMUEL SÁNCHEZ | VÍDEO: ATLAS

Un concejal de la localidad madrileña de Fuenlabrada, José Borrás Hernández (PSOE) ha sido detenido junto a otras 80 personas en el marco de la Operación Emperador contra el negocio del blanqueo de capital y el fraude fiscal de la mafia china, coordinada por la Audiencia Nacional. Se trata de una operación a gran escala que se lleva a cabo principalmente en varios puntos de la Comunidad de Madrid y en Barcelona, aunque afecta a otras provincias como Málaga, San Sebastián, Valencia y Zamora. La trama estaba presuntamente dirigida por Gao Ping, toda una una celebridad en la comunidad china de Madrid y en su país por su éxito empresarial y su filantropía.

Gao ha sido arrestado esta mañana y la policía aún registra su domicilio, un chalé en Somosaguas, en el que, según fuentes de la investigación, hay cantidades ingentes de dinero. Por su parte, al edil madrileño detenido, de 57 años, se le vincula indiciariamente con la concesión de licencias fraudulentas de locales a miembros de la trama a cambio de distintas cantidades económicas aún por cuantificar, por lo que es sospechoso de tráfico de influencias. Lleva desde 1996 en el Ayuntamiento de Fuenlabrada, primero como concejal de Educación y desde 2001, de Participación Ciudadana, a lo que añadió al año siguiente Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana. Su arresto ha causado sorpresa en el Ayuntamiento, que reclama para él la presunción de inocencia, informa Tono Calleja.

Se calcula que la operación puede superar en total el centenar de detenidos —se han emitido 108 órdenes de detención, 17 de ellas en otros siete países, y a siete de la tarde sumaban 80 arrestados—, acusados de delitos fiscales, evasión de capitales e importación ilegal, así como de contrabando, delitos contra los derechos de los trabajadores, extorsión e incluso prostitución. De los arrestados, la mayoría chinos, no se ha detallado cuántos lo han sido en Madrid. Entre los detenidos está el actor porno Nacho Vidal, arrestado en Mataró (Barcelona) por ayudar presuntamente a la trama a través de su productora. También hay un inspector de policía, un sargento de la Guardia Civil y un funcionario. Además, hay ordenados 120 registros, la mitad de ellos en Madrid, en los que los agentes se han incautado de grandes cantidades de dinero, joyas, obras de arte y 202 vehículos.

El epicentro de la operación es el polígono industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada, donde desde las cinco y media de la mañana unos 300 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 50 funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera, apoyados por la Unidad de Intervención Policial (UIP antidisturbios), están llevando a cabo arrestos y registros. Los registros se concentran en las calles Piedrafita, Villablino, Villafranca del Bierzo y Manuel Cobo Calleja, la calle principal del polígono, donde se encuentra el grueso del despliegue policial. La policía ha asegurado que las inspecciones se pueden  prolongar hasta tres días para poder entrar a otras naves del polígono.

La policía no está permitiendo el paso a los empleados que desde primera hora han acudido a sus puestos de trabajo en las naves afectadas del polígono, el mayor centro chino de comercio al por mayor de Europa. Además, los agentes han entrado en dos pisos de Madrid capital, uno en la zona de Legazpi y otro en Reina Victoria, así como un chalé en el municipio madrileño de Getafe, donde supuestamente vivían algunos de los cabecillas de la organización, además del de Somosaguas.

La investigación comenzó hace dos años, cuando abrió diligencias la Fiscalía Anticorrupción centradas en el polígono Cobo Calleja, donde se descubrió la llegada de contenedores de China con los típicos productos de todo a cien en los que una parte de la mercancía no era declarada a Hacienda. Se estima que la cantidad evadida puede llegar a los cinco millones de euros al mes, según fuentes de la investigación.

Los detenidos blanqueaban el dinero negro generado de dos formas. Una de ellas, "más burda", consistía en sacar el dinero en metálico en bolsas que transportaban en coches o trenes hasta China. El segundo método era a través de un grupo de españoles e israelíes, que lo blanqueaban en paraísos fiscales en sociedades tapadera. Todo el dinero generado se utilizaba después para crear otras empresas, lo que ha dado pie a investigar otros delitos conexos relacionados con negocios como karaokes o restaurantes, así como a extorsión, corrupción de funcionarios, prostitución, juego ilegal, inmigración ilegal y tráfico de drogas. El núcleo duro de esta organización de blanqueo lo integraban 15 personas, todas chinas.

El amplio operativo policial, que lleva meses en marcha debido a su complejidad, está dirigido por el titular del juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu. En él participan el Grupo Especial de Operaciones, el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Comisaría General de Policía Judicial, concretamente de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal, la Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta  y la Oficina Central Nacional de Interpol España. Además, agentes de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades documentales de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras; el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas; los antidisturbios; la Comisaría General de Policía Científica y la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Cobo Calleja o el 'China Town' madrileño

Varios agentes, en uno de los registros en Cobo Calleja. / SAMUEL SÁNCHEZ

El polígono Cobo Calleja es el mayor centro comercial de empresarios chinos de toda Europa. Este enorme polígono industrial, a unos 12 kilómetros del centro de Madrid, ocupa 1.650.000 metros cuadrados de superficie y cuenta con unas 1.200 naves.

El 40% de las naves las tiene el colectivo chino y se le conoce como el China Town madrileño. Su extensión ocupa 40.000 metros cuadrados del polígono. Además, cuenta con un centro de distribución chino inaugurado el 17 de febrero de 2011 por el entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco.

En las empresas chinas trabajan alrededor de 3.000 personas, el 60% españoles y el resto orientales, dedicados a la venta de productos de China. El polígono, uno de los mayores de España, fue construido por el empresario y constructor de Ponferrada Manuel Cobo Calleja, fallecido en el 2008 y padre de Manuel Cobo Vega, vicealcalde de Madrid con Alberto Ruiz-Gallardón entre 2003 y 2011 y actual coordinador de gestión de Ifema.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Una resolución palestina insta a alcanzar la paz con Israel en un año

El texto entregado a la ONU establece la retirada israelí de los territorios ocupados en 2017

David García, ganador de la segunda edición de ‘Top Chef’

Las filtraciones del triunfo se confirmaron en la reñida final entre dos hábiles cocineros catalanes

EE UU cree que Corea del Norte está detrás del ataque a Sony

Pyonyang ha negado su implicación en el asalto informático y las amenazas que han llevado a cancelar la película 'La entrevista'

Las cinco claves del embargo de Estados Unidos a Cuba

Las medidas aperturistas de Obama no afectan a las restricciones impuestas en los años 60 Solo el Congreso puede derogarlas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana