Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid ficha ‘a dedo’ a 28 docentes nativos para dar asignaturas en inglés

Educación dice que se envían a centros “donde no hay profesores habilitados”

UGT denuncia que están desplazando a otros docentes

Los contratos, de un año, son para Plástica, Tecnología y Educación Física

Aguirre apeló a la “insumisión” si no podía fichar nativos sin oposiciones

Ampliar foto
González, Aguirre y Figar, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.

El instituto José Luis Sampedro, en Tres Cantos, tiene profesora nueva. Impartirá Educación Física en inglés. Solo en inglés. Según otra docente del centro, “no sabe una palabra de español”. Es una de los 28 trabajadores que Madrid ha contratado este curso procedentes de Gran Bretaña e Irlanda para dar clases de Gimnasia, Tecnología y Plástica en la red de institutos bilingües de la región, con 81 centros.

Todos han sido seleccionados a dedo por la Comunidad de Madrid. Llegan este curso, después de que la presidenta Esperanza Aguirre anunciara en varias ocasiones (la última el pasado abril) que se planteaba la “insumisión” porque el Ministerio de Educación no ha cambiado las leyes para permitirle contratar profesores nativos de la Unión Europea. Sí puede hacerlo, pero tienen que pasar un proceso previo de oposiciones, como ocurre con el resto de aspirantes.

El nuevo curso, en cifras

  • El curso escolar 2012-2013 arranca con 1.138.390 estudiantes matriculados, un 2,1% más que el anterior
  • La mayoría (618.564) están matriculados en centros públicos, 11.034 más (un 1,8% más) que el curso pasado.
  • En la concertada lo harán 339.610 (el 29,8%) y a la privada irán 180.216 estudiantes (el 15,8%).
  • Las escuelas infantiles públicas de 0 a 3 años tienen un 4,8% más de alumnos con 44.224 matriculaciones
  • En la Educación Infantil (3 a 6 años) habrá 213.929 niños y niñas; 401.549 cursarán Primaria y 237.951, ESO.
  • El número de alumnos en los institutos madrileños crece solo en 365 y el Bachillerato alcanza los 101.443.
  • Por cuarto año consecutivo, aumentan los alumnos de FP con casi 70.000 (un 4,2% más). De ellos, 31.972 harán Grado medio y 37.947, grado superior.
  • Cae el número de extranjeros: son 142.613, 1.689 menos que el curso anterior (el 1,2%)

La Consejería de Educación señala que los 28 docentes nuevos han sido contratados “en virtud de un convenio de colaboración con universidades inglesas para reforzar el bilingüismo”, según un portavoz, que declinó mostrar el citado documento. También asegura que todos “tienen el reconocimiento del Ministerio”, cuya versión ha intentado conocer este periódico sin éxito.

“¿Cómo van a entender las reuniones de departamento? ¿Cómo se van a comunicar con los padres si hay un problema con su asignatura? ¿O con alumnos de 1º de ESO que no tienen nivel suficiente de inglés para contarles un problema concreto?”, pregunta Mirelle Tumba, docente de francés del instituto citado de Tres Cantos.

Tumba, de nacionalidad belga, es profesora de la red pública madrileña desde 2004. Aprobó unas oposiciones tras prepararlas durante dos años y conseguir que el Ministerio de Educación homologara sus títulos. Tuvo que hacer un examen de español y aprobar el Curso de Adaptación Pedagógica (el antiguo CAP, que ahora se imparte como máster en las universidades). El proceso de selección de los nuevos nativos no le gusta. “Es una falta de control muy importante, no han pasado ninguno de los filtros que yo sí pasé”.

La Consejería de Educación tampoco ha aclarado a este periódico qué remuneración van a recibir los nuevos profesores. Su sueldo será “algo inferior” al de un profesor interino (sin plaza fija) por 24 horas de clase, “cuatro más que los profesores madrileños”, explica el citado portavoz. En una web de empleo para profesores (worldteachers.net) aparece una oferta para docentes de secundaria en la red pública de Madrid por 25.000 euros anuales. El anuncio señala que “no se requiere conocimiento del español” pero es “una oportunidad” para aprenderlo.

Un profesor de secundaria recién incorporado cobra 31.500, según estimaciones de FETE UGT. Los nuevos fichajes de la Consejería de Educación ganarán menos por más horas de trabajo. Su contrato es anual. El sindicato denunció ayer que estos docentes “desplazan a funcionarios de carrera de los institutos madrileños” mientras que el portavoz de Educación asegura que se han enviado “solamente a los institutos bilingües que necesitaban un profesor habilitado de esa especialidad y no lo había”.

Ninguna de las especialidades para las que la Consejería de Educación ha contratado a los nativos se ofertó en las últimas oposiciones celebradas en julio, en las que se convocaron 190 plazas. “No pueden saber si tienen o no profesores para esas asignaturas cuando ni siquiera los han convocado a una oposición ni los han buscado en la bolsa de trabajo”, señala Virginia Fernández, portavoz de FETE UGT.

Juan Iríbas, profesor de Plástica con habilitación en inglés, asegura que estuvo a punto de ser desplazado. También imparte clases en el José Luis Sampedro de Tres Cantos. En julio le avisaron de que tenía que trasladarse a Alcobendas (es profesor en expectativa de destino, con oposición aprobada pero sin plaza fija) porque “venía una escocesa”. “Puse una reclamación y hablé con el director de mi centro. Al final la han desplazado a ella a Alcobendas”, señala este docente de 43 años y 12 de experiencia en la educación pública.

Aguirre ha planteado en varias ocasiones su deseo de contratar profesores nativos para su red de centros bilingües. Ya puede hacerlo mediante un proceso de oposiciones. El pasado abril, anunció incluso la insumisión a la normativa. “Me parece alucinante. Esto no ocurre en ningún otro país. ¿No se supone que la UE garantiza la libre circulación de los trabajadores por los países de la Unión?”, dijo entonces. “La verdad, creo que vamos a pasar a la insumisión porque esto no puede ser”.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, le recordó entonces que el actual marco legislativo no permite hacer contrataciones para puestos de docentes sin la oposición preceptiva. El curso pasado, los sindicatos ya se quejaron por la llegada de auxiliares de conversación nativos a los centros, contratados para ayudar en las clases impartidas por docentes de los institutos).

Según UGT, asumieron “tareas de docencia directa a grupos de alumnos”, más allá del apoyo en las clases prácticas. El sindicato reclamó el pasado junio información sobre el tipo de contrato de este personal, su titulación, sus funciones o la forma de acceso. Aún no han recibido respuesta.