Buch necesita más de 3.500 millones para cubrir los gastos pendientes

El Consell pedirá al Fondo de Liquidez Autonómico “todo lo que le puedan dar”

El presidente del IVF concede que arrastra facturas de ejercicios anteriores

Alberto Fabra con los consejeros de Justicia e Infraestructuras y la directora del IVVSA. / jordi vicent

Máximo Buch, consejero de Economía y presidente del Instituto Valenciano de Finanzas, concedió el miércoles que solicitará al Fondo de Liquidez Autonómico “todo lo que le puedan dar” para hacer frente a las deudas financieras y poder cubrir los gastos pendientes del ejercicio corriente y de años anteriores.

La Generalitat no ha especificado nunca la cantidad exacta que solicita al Estado desde finales de julio para hacer frente a los vencimientos de deuda y el gasto corriente ante la caída de ingresos como resultado de la crisis. Pero ha quedado establecido que será una cifra en torno a 3.500 millones de euros. Buch evitó las precisiones, pero declaró que para cubrir los vencimientos de deuda y los gastos que la Generalitat debe afrontar este año en virtud del presupuesto corriente sería suficiente solicitar al Estado una cantidad en torno a 3.500 millones de euros. “Pero como también hay pagos pendientes de años anteriores interesa lograr más fondos. Nosotros cuantos más fondos podamos obtener mejor”, insistió el consejero, quien dijo estar pendiente de una reunión en las próximas semanas con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para conocer cuál es la disponibilidad de fondos y cuál va a ser el calendario a seguir.

“Si al final hay suficientes fondos para cubrir esto, nosotros vamos a solicitar todo lo que nos puedan dar y hacer frente a todos los atrasos que tenemos”, comentó.

El Estado ha dispuesto un Fondo de Liquidez Autonómico dotado con 18.000 millones de euros para hacer frente a los problemas de tesorería de diferentes Administraciones autonómicas. Cataluña solicitó el miércoles 5.023 millones de euros. Murcia ya anunció que pedirá 300. De modo que si la Comunidad Valenciana recibe más de 3.500, las tres primeras solicitudes habrían agotado ya la mitad del fondo previsto para cubrir las necesidades de los 17 Gobiernos autonómicos.

Los problemas de tesorería han lastrado la gestión de la Generalitat desde hace meses. El pasado mes de diciembre saltaron las alarmas por primera vez cuando el Consell tuvo que solicitar ayuda al Estado para pagar el vencimiento de un crédito de 123 millones de euros del Deustche Bank. La pelota no ha hecho otra cosa que crecer desde entonces.

La Generalitat copó en abril casi la cuarta parte de la línea especial de crédito habilitado por el Estado para pagar facturas pendientes a proveedores de las Administraciones autonómicas. El Consell que preside Alberto Fabra solicitó 4.069 millones.

José Manuel Vela, consejero de Hacienda, explicaba poco después que podría cubrir hasta el 70% de las facturas pendientes con esos fondos.

Más allá de los proveedores, la Generalitat arrastra pagos pendientes de todo tipo de subvenciones y ayudas concertadas con diversas entidades, que no pudieron liquidarse con el fondo específico para proveedores.

Y, sobre todo, arrastraba una deuda 20.832 millones de euros a finales de marzo, una cantidad que representa el 20,2% del PIB, sin posibilidad de aplazar los vencimientos.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana