Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ferrocarrils elimina la opción para denunciar a mendigos y músicos

La empresa pública alega que retira la aplicación de móvil que puso en marcha en julio por mejoras

Más de 53.000 personas han firmado en contra de la herramienta por criminalizar a los pobres

Miquel Rubio, que ha recogido firmas contra una aplicación de Ferrocarrils de la Generalitat.

Desde este lunes no es posible denunciar ni a los mendigos ni a los músicos ambulantes que piden en los trenes de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). La empresa pública creó una aplicación para móviles el pasado 26 de julio con 11 iconos para delatar conductas incívicas en el tren. Eso incluía desde entrar sin billete, a poner los pies en el asiento, no ceder los lugares reservados o incluso pedir en el tren o ser músico ambulante.

La polémica aplicación, de la que no se conoce ninguna iniciativa similar, levantó ampollas. Por la finalidad, que animaba al chivatazo, pero sobre todo por la posibilidad de denunciar a las personas más desfavorecidas que mendigan en los vagones. FGC ha confirmado que han retirado ese icono de la aplicación, aunque niegan que sea debido a la presión ciudadana. "Es por mejoras de la herramienta", ha indicado el organismo, que recuerda que en cualquier caso siguen estando prohibidas este tipo de actividades en los trenes.

Más de 53.000 personas han firmado en contra de la aplicación de FGC. El valenciano Miquel Rubio creó una plataforma en contra el pasado 6 de agosto. Desde entonces, no ha dejado de sumar adeptos, que han plasmado su firma para expresar su malestar ante este tipo de iniciativas por parte de la administración que conducen a una "sociedad orwelliana", según  Rubio.

FGC dio la orden de anular el icono que animaba a denunciar a mendigos y músicos ambulantes hace unos 15 días, según ha explicado el organismo. El sistema Android hace aproximadamente una semana que lo retiró. Apple ha tardado un poco más en hacer efectivos los cambios. "Quizá vuelva a aparecer de otra forma", han indicado desde FGC.

"Esto demuestra que los políticos no pueden hacer políticas de espalda a los ciudadanos", ha celebrado Rubio. La plataforma que encabezó iba en contra de la posibilidad de denunciar la pobreza. Ahora Rubio se plantea de qué forma vehicular su protesta. "Yo, personalmente, creo que debemos seguir adelante. No es posible que la Administración nos anime a delatarnos", ha explicado por teléfono. Todas las quejas presentadas contra la aplicación de FGC se han enviado también al síndic de greuges, Rafael Ribó, que, hasta el momento, no ha tomado ninguna medida.