EL 'CASO IGNACIO GONZÁLEZ'

Interior admite que cesó al comisario por investigar el ático de González

Fernández Díaz dice que "forma parte de la normalidad" el cese del jefe de la Policía Judicial

SUP: “Interior ha decidido no investigar un claro indicio de blanqueo de capitales”

Ampliar foto
González, en una visita a un yacimiento arqueológico en Colmenar Viejo.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha vinculado el cese de José Enrique Rodríguez Ulla como comisario general de Policía Judicial con la apertura de una investigación sobre la propiedad de un ático alquilado por el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en Marbella que fue archivada por la Fiscalía Anticorrupción hace un mes.

El ministro ha reconocido que el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, le había "retirado la confianza" a Rodríguez tras la apertura de esta investigación, y una vez que la Fiscalía Anticorrupción había decidido su archivo "esa retirada de confianza se podía y debía materializar en un relevo". "De la misma manera que se les nombra porque se les considera las personas más idóneas para esas responsabilidades, cuando circunstancias diferentes lo aconsejan los relevos se hacen", ha explicado Fernández Díaz.

El titular de la cartera de Interior también dijo en este sentido que el cese "forma parte de la normalidad". Fernández Díaz ha explicado que una vez la que Fiscalía Anticorrupción había archivado una "determinada investigación", en referencia al ático, "y por lo tanto no había lugar a realizar interpretaciones equívocas, esa retirada de confianza se debía materializar en un relevo", informa Europa Press. También se ha referido a su sustituto, José García Losada, del que ha dicho que tiene las "manos libres" para "proceder a la profunda remodelación" de este cuerpo. Ha añadido que García Losada está "plenamente capacitado" y "goza de toda la confianza del director general de la Policía y del ministro del Interior" para esa tarea.

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González ha manifestado esta mañana sobre la destitución del comisario general de Policía Judicial, José Enrique Rodriguez Ulla, que no tiene "ni conocimiento, ni opinión ni criterio" sobre este asunto. La Comisaría General de Policía Judicial ha sido la encargada de llevar a cabo una investigación sobre la titularidad del ático alquilado por González a instancias de una denuncia presentada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP). Durante su visita a un yacimiento arqueológico en Colmenar Viejo, informa Efe, González ha señalado que sobre esa decisión no tiene "nada que decir" y ha vuelto a tirar el balón al tejado de Jorge Fernández Díaz. "Se lo tendrán que preguntar al Ministerio del Interior", ha sentenciado.

Por su parte, la comisión ejecutiva del SUP considera que la salida del comisario puede implicar que "España sea un país donde la corrupción puede campar a sus anchas", explica el sindicato policial mayoritario. "Responsables políticos del Ministerio del Interior han decidido no investigar un claro indicio de blanqueo de capitales en la referida vivienda de Marbella (de un millón de euros aproximadamente en dinero sin legalizar porque no hay escritura en España)", añade la nota en referencia al ático que alquila por 2.000 euros al mes el vicepresidente madrileño, Ignacio González, en una urbanización de lujo entre los municipios de Marbella y Estepona, en la provincia de Málaga.

La policía judicial abrió en el verano de 2011 una investigación "secreta" sobre la posibilidad de que la vivienda en realidad fuera propiedad del número dos de Esperanza Aguirre. Según González, el propietario del ático de lujo es la empresa Coast Inversors. Pero en el Registro de la Propiedad aparece a nombre del propietario original, el empresario vasco que vive en Asturias, Javier Villate. Una persona que participó en la operación aseguró a esta redacción que el inmueble fue vendido al vicepresidente madrileño, pero que utilizó los servicios del economista Rudy Valner, que trabaja también para empresas del dirigente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. Villate lo niega, y asegura desconocer por qué sigue siendo el titular del inmueble que alquila González.

Las pesquisas de Marbella fueron archivadas en enero de 2012, tras el cambio de la cúpula policial de la mano del Gobierno de Mariano Rajoy. El encargado de realizar la investigación en Málaga fue el entonces comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios. Este funcionario fue objeto de un expediente disciplinario por no custodiar los documentos, que fueron publicados por los medios de comunicación; y fue trasladado a una comisaría de distrito de Madrid.

Tanto el ministro del Interior como el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, anunciaron su intención de comparecer en el Senado para explicar todo el caso. Ninguno de los dos ha acudido todavía a la Cámara Alta. Mientras el primero aseguró inicialmente que la investigación no había sido iniciada posteriormente cambió su versión, asegurando que las pesquisas se habían iniciado de forma ilegal.

Sin embargo, el expediente contra el excomisario de Marbella no se abrió por esta cuestión, sino por la mala custodia de los documentos secretos. "Mientras no se sepa quién es el dueño del ático de Marbella, el ministro del Interior y el director general de la Policía son sospechosos por omisión de no querer esclarecer dicho asunto, y si después resultara que el ático es fruto de una inversión de dinero ilícito deberán asumir la responsabilidad política y jurídica que les correspondiera", indica el comunicado del SUP, que completa: "Desde el SUP exigimos una Policía decente que cumpla la ley, y políticos decentes, y no cejaremos en el empeño de desenmascarar a los corruptos".