Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Educación elimina las becas de libros de texto y anuncia un sistema de préstamo

Más de 310.000 familias se han beneficiado de las ayudas este curso

El nuevo presupuesto regional recorta 28 millones en subvenciones escolares a familias

La dotación oscila entre 90 euros por alumno en Primaria y 110 en Secundaria

Ampliar foto
Una niña recoge libros de texto en un establecimiento comercial.

Las becas de libros de texto para los alumnos de los centros públicos de Madrid han ido disminuyendo desde 2007 hasta desaparecer. El curso que viene no habrá ayudas para el material escolar, que recibieron 310.000 familias en 2011 y cuya cuantía oscilaba entre 90 euros para estudiantes de Primaria y 110 para los de Secundaria. Educación ya retiró las ayudas destinadas a libros de la etapa de Infantil.

Un portavoz de Educación ha confirmado un "cambio de modelo" en el sistema de ayudas. La partida para becas sufrió un recorte de 28 millones de euros en los segundos presupuestos de 2012, un cambio de cuentas sin precedentes que la Comunidad de Madrid prevé aprobar en julio. El cambio al que hace alusión es que, a partir del curso que viene, habrá un sistema de préstamos en los centros en lugar de otorgar ayudas a las familias, aunque Educación no ha especificado cuánto dinero destinará a los colegios e institutos ni qué tendrán que hacer las familias para solicitar esos libros o demostrar que los necesitan.

Según el citado portavoz, el modelo nuevo aún está en estudio. Los préstamos incluyen el segundo ciclo de educación infantil, primaria y secundaria, según informa la Consejería. Los centros tendrán que crear un fondo bibliográfico para "realizar la cesión a los alumnos y asegurar su mantenimiento". La duración mínima de los libros será de cuatro años y los Consejos escolares deberán fijar el funcionamiento del sistema en cada centro "atendiendo a sus propias necesidades·.

Así lo hacen otras autonomías

P. Á.

En Andalucía funcionan con sistema de préstamo en lugar de becas desde 2005. La Consejería de Educación lo ofrece a todos los alumnos de Primaria y ESO de los centros públicos y concertados, según una portavoz, frente al modelo “por renta” que quiere implantar Madrid. El derecho universal a libros gratuitos está reconocido en el Estatuto de Autonomía andaluz. Hay más de 900.000 beneficiarios, según el dato oficial.

El alumno recibe el libro y lo devuelve al acabar el curso para que sea reutilizado. El matarial se renueva cada cuatro años, como prevé Madrid, excepto en el primer ciclo de Primaria, donde se cambian anualmente. Andalucía destina 85 millones de euros al programa. Los padres tienen que abonar el precio de los libros con deterioro “malintencionado”.

Castilla La Mancha, que también elimina las becas el curso que viene, implantará un sistema de préstamos similar al de Madrid, según un portavoz oficial. Los posibles beneficiarios son alumnos de tres a 16 años (del segundo ciclo de Infantil a ESO) de centros públicos y concertados. El programa se destinará a los alumnos con “las rentas más bajas” aunque, como en Madrid, aún no se han especificado todos los requisitos.

El alumno  tendrá que cuidar el material escolar  y devolverlo en buen estado. Si deteriora el libro "la familia tendrá que abonar el precio del mismo para que el centro adquiera uno nuevo". En caso de que no lo reponga perderá el derecho a participar en el sistema de préstamo de libros para el siguiente curso.

Entre los requisitos para recibir las ya extintas becas de libros están la renta de las familias. Las familias cuyos padres perciban la renta mínima de inserción las recibían de forma directa, igual que los miembros de familias numerosas o las  víctimas de terrorismo.

La consejera de Educación, Lucía Figar, se reunió el pasado lunes con la junta de portavoces del consejo de directores de colegios públicos para comunicarles estos cambios, a los que le faltan muchos detalles por perfilar. También les indicaron, según una de las representantes de los directores, que la convocatoria para recibir becas de comedor se abrirá en septiembre en lugar de ahora en junio para el curso que viene. El portavoz de Educación señala que también se remitirán fondos a los centros para que sean los que gestionen directamente las ayudas.

Por su parte, el secretario general de CC OO Enseñanza Madrid, Francisco García, ha calificado a la comunidad de "cínica" por suprimir las becas de libros de texto y no las ayudas que da por uniforme o actividades extraescolares de inglés y que "mayoritariamente" recaen en los alumnos de la privada, informa Europa Press. García ha indicado que el sistema de préstamo de libros lo rechazó el Gobierno regional en su día cuando se solicitó al Ejecutivo madrileño un sistema que "garantizase la gratuidad de los libros de texto en las etapas de educación obligatoria en la escuela privada".

"Me preocupa que al final el sistema de préstamo es una manera de enmascarar la retirada de las ayudas", ha indicado, al tiempo que ha añadido que las becas de comedor también se reducen de forma "drástica" y que lo "maquillan" afectando a los "alumnos más desfavorecidos" que se van a ver "en dificultades para adquirir el material o la comida". "Es más preocupante porque era un colchón que tenían estas familias y que va a ir desapareciendo", ha indicado García, quien se ha preguntado cómo van a financiar desde Educación este sistema de préstamos "si tienen problemas para pagar los gastos de funcionamiento de los centros".