Calatrava considera “incluso modestos” sus honorarios

El arquitecto valenciano ha cobrado mas de 94 millones por la Ciudad de las Artes y las Ciencias

Santiago Calatrava presentó en 2005 un proyecto para levantar tres torres en el cauce del río Turia.. / jordi vicent

El estudio del arquitecto valenciano Santiago Calatrava ha salido al paso de las críticas vertidas por el grupo parlamentario de Esquerra Unida en las Cortes con una nota en la que asegura que en todas las obras encargadas por la Generalitat o sus empresas públicas ha facturado cantidades que "están por debajo de los porcentajes medios para proyectos similares en otros países" y, además, considerando que facturaba como arquitecto y como ingeniero, "los importes son incluso modestos".

El arquitecto valenciano ha cobrado mas de 94 millones de euros por la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Pero también se ha embolsado 2,7 millones de euros por el plan maestro, el anteproyecto y el proyecto básico del centro del Centro de Convenciones en Castellón por el que ya había cobrado a finales de 2009 un total de 2,7 millones de euros. Esa cantidad corresponde solo a los honorarios del plan maestro, el anteproyecto y el proyecto básico del centro, paralizado desde un año antes por la anulación del planeamiento urbanístico de la zona donde se iba a ejecutar. Esquerra Unida ha denunciado ante el Fiscal que el arquitecto habria cobrado otros 15 millones de euros por proyectar tres rascacielos en el cauce del río Turia en Valencia que, probablemente, nunca se levantarán.

El estudio del autor valenciano en Zurich ha hecho público este martes un comunicado en el que responde a las críticas de los parlamentarios de Esquerra Unida Ignacio Blanco y Marina Albiol. En este escrito, se recuerda que Santiago Calatrava "ha realizado proyectos en la Comunidad Valenciana durante más de 20 años, encargados por diferentes gobiernos autonómicos de diferente signo político".

"En algunas de estas obras", sigue la nota del estudio del arquitecto, "que ocupan un lugar preferente en la arquitectura mundial por su calidad técnica y artística, está siendo injustamente criticada la labor del arquitecto y sus colaboradores, a pesar de que todas las decisiones, desde el propio encargo inicial hasta el último de los detalles de construcción y el presupuesto asignado, son tomadas única y exclusivamente por el cliente, Ciudad de las Artes y las Ciencias SA (CACSA) y la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), para Valencia y Castellón respectivamente".

Respecto al proyecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el arquitecto defiende que "ha sido ejecutado correctamente, tanto desde el punto de vista técnico como ético". "Todas y cada una de las obras se han ajustado escrupulosamente a la normativa vigente, cumpliendo todas las obligaciones que afectan al arquitecto y su equipo técnico, que en un 95% ha estado compuesto por empresas y personas españolas", subraya.

Asimismo, sostiene que las cantidades percibidas están "por debajo de los porcentajes medios para proyectos similares en otros países" y recalca que dichas cuantías "incluyen el pago a trabajadores, autónomos y empresas de ingeniería, diseño, acústica, etcétera, que complementan la labor del arquitecto realizando estudios, cálculos y diseños para completar el encargo del cliente en cada caso". "Como no puede ser de otra manera, todos los importes facturados cumplen con rigor la normativa vigente en cuanto a obligaciones tributarias nacionales e internacionales", agrega.

Aunque el importe final del proyecto completo, que en caso de la Ciudad de las Artes y las Ciencias pasó de tres a siete construcciones, y el propio coste de cada edificio son decisión exclusiva del cliente, Calatrava aporta una serie de datos con el fin de "facilitar la comprensión del incremento del coste final".

Así, en el caso del proyecto global de la Ciudad de las Artes y las Ciencias señala que en 1991 se encarga esta obra a Santiago Calatrava, compuesta inicialmente por tres edificios: el Planetario, el Museo de las Ciencias y la Torre de Telecomunicaciones. Este complejo de tres edificios tenía un coste previsto de 300 millones de euros.

En 1996, el gobierno autonómico, además de cambiar la Torre de Telecomuicaciones por una Opera (Palau de les Arts) amplía el proyecto con nuevas obras y edificios: el aparcamiento, la estación de autobuses, el umbrácle, dos puentes (según se explica a continuación) y los jardines y paisaje urbanístico, que son construcciones no contempladas inicialmente y que suponen un coste adicional de 800 millones de euros. El Ágora se encarga en 2005.

Respecto al Puente de Serrería o L'Assut D'Or, comenta que hace doce años Santiago Calatrava realiza el viaducto de Monteolivete, que da continidad al puente diseñado parcialmente por Fernández Ordóñez, puente de los Hermanos Maristas. Posteriormente se decide hacer un segundo puente que, en realidad es un puente doble (dos puentes), y que vino a solucionar dos necesidades coincidentes, de la Generalitat y del Ayuntamiento, que debían unir diferentes puntos sobre el cauce del Turia con dos puentes diferenciados.

Para solventar estas necesidades de la mejor manera, se diseñó un único puente doble, de mayor longitud (casi el doble), anchura y complejidad técnica, asociada al desnivel existente entre los diferentes terrenos que une.

En relación con el coste, conviene señalar que el Ayuntamiento necesitaba y tenía presupuestado un puente, que quedó integrado en la solución final de la propuesta de Santiago Calatrava, de cuyo coste sufragó aproximadamente la mitad (34 millones de euros). La Generalitat asumió el resto del coste en la ampliación de la Ciudad de las Artes y las Ciencias comentada en el punto anterior.

La nota del estudio del arquitecto sigue: "Aunque la decisión de no ejecutar o no terminar un proyecto es únicamente potestad del cliente", se aportan los siguientes datos sobre otros trabajos que también han sido objeto de críticas y en los que la labor de Santiago Calatrava "ha sido correcta tanto desde el punto de vista ético como técnico".

En este sentido, el estudio alude al Ágora, encargada en 2005 y del que se ha construido un 95%, tan sólo pendiente de la cubierta móvil. Aun así, explica, "está abierto y en condiciones de uso, como prueba el hecho de que se hayan celebrado numerosos eventos deportivos y sociales".

"El edificio no está acabado por causas que sólo son atribuibles a la empresa Ciudad de las Artes y las Ciencias SA, quien a comienzos de 2012 comunicó oficialmente su intención de acometer las actuaciones necesarias para el correcto uso del edificio y de su urbanización a excepción de los trabajos de la cubierta móvil. Esta comunicación se produce tras varios periodos de suspensión temporal de las obras ordenados por CACSA", precisa.

Por lo que se refiere a las llamadas Torres de Calatrava, en 2005 Santiago Calatrava recibe el encargo de diseñar el Anteproyecto y el Proyecto Básico de esta obra, que hasta la fecha no se ha construido por decisión del cliente. Por la realización del proyecto completo, percibió aproximadamente el 60% del 7,5% del coste real y total de la obra, de acuerdo con el porcentaje habitual para proyectos similares.

Finalmente, apunta que por el Centro de Convenciones de Castellón Calatrava ha recibido 2,7 millones de euros. El proyecto se ha cancelado antes de pasar a la segunda fase y por tanto Santiago Calatrava no ha cobrado nada más por este concepto, a pesar de que el programa de necesidades preliminar se ha modificado y ampliado varias veces, por decisión de la SPTCV.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El PP se hunde ante una izquierda plural

Los populares pierden 23 de 55 escaños. Podemos irrumpe como tercera fuerza política y frena a EU pero no a Compromís. El PSPV no se beneficia del descontento social por la gestión del Partido Popular

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana