Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran se felicita del indulto al excargo de Unió porque "corrige un error judicial"

El líder de UDC censura que, "sorprendentemente", la justicia diera por ciertos hechos "erróneos"

Arremete también contra la fiscalía por archivar los informes que encargó el tripartito

El líder de UDC, Josep Antoni Josep Duran Lleida, ha mostrado su enorme satisfacción por el indulto concedido por el Gobierno del PP al ex secretario general del Departamento de Trabajo Josep Maria Servitje y al empresario Víctor Lorenzo Acuña, ambos militantes de ese partido, y ha arremetido contra los tribunales que les condenaron y contra la fiscalía que les acusó. "El indulto es un instrumento del Estado de derecho para corregir errores judiciales. Me alegro, pues, del indulto y de la justicia que se ha hecho con los indultados", dice Duran en su carta semanal dirigida la militancia.

Duran también aprovecha la carta para arremeter contra una parte de los medios de comunicación catalanes por presentar el indulto como "un privilegio y una desigualdad ante la ley" y olvidar que la medida de gracia "estaba firmada por muchísimas personas encabezadas por el presidente Pujol". En su opinión, el indulto estaba más que justificado porque "se fundamentaba en supuestos erróneos puestos de relieve como tales en la prueba que el tribunal dio sorprendentemente por ciertos".

La carta viene a decir que los jueces (tanto los de la Audiencia de Barcelona que dictaron la sentencia como los del Tribunal Supremo que la confirmaron) se equivocaron al condenar a cuatro años y medio de cárcel a Servitje por encargar unos informes inútiles o copiados que en el año 1994 y 1995 costaron más de 46.158 euros a la Generalitat. Duran dice que se condenó a Servitje pese a que el autor del informe (Acuña, al que Duran no cita y que fue concuñado del también dirigente de Unió Josep Sánchez Llibre) reconoció ante el juez que lo había plagiado y que lo ocultó.

Y aprovechando su argumentario a favor del indulto, Duran tampoco deja pasar la ocasión para arremeter contra el tripartito y la fiscalía. En este sentido, recuerda que en mayo de 2011 la Fiscalía de Barcelona ("la misma que actuó contra Servitje", dice Duran) archivó decenas de informes encargados por siete departamentos del tripartito que costaron "millones de euros" a las arcas públicas. Duran asegura que estos informes han desaparecido, son de temas estrambóticos o resultan inútiles.

Todo eso le lleva a preguntarse "por qué Servitje no puede ser indultado y los otros pueden librarse del procesamiento", aunque olvida que los informes del tripartito, más allá de su acierto o utilidad, no están plagiados de publicaciones de hace años ni realizados por empresas fantasmas como las que creó Acuña, condenado a dos años y tres meses de cárcel por ello, y condenado también anteriormente por desfalco en el Consorcio de Turismo de Cataluña a 13 meses de prisión

Eso explica, según fuentes judiciales, que se archivara la investigación y no se imputaran los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por los que se condenó a Servitje y a Acuña. Este mismo caso también sentó en el banquillo al consejero de Trabajo Ignasi Farreras, al que tampoco alude Duran en su carta semanal y del que los jueces dicen en la sentencia que no hay duda que fue él quien dictó las resoluciones prevaricadores encargando los informes, aunque fue absuelto al entender que se le engañó.