Rubalcaba aguanta en Madrid

El PSM divide sus apoyos entre Rubalcaba, que capta 35 delegados, y la lista abierta de Tomás Gómez, que obtiene 44

Tomás Gómez, en una intervención en el Congreso Extraordinario del PSM. / Gustavo Cuevas (EFE)

Los 79 delegados que representarán al PSM (18.000 militantes) en el 38º Congreso federal de Sevilla se dividen entre la lista que apoya a Rubalcaba (un 45%, lo que suponen unos 35 delegados) y la que lidera el jefe de los socialistas madrileños, Tomás Gómez (55%, unos 44)..

La carrera por la secretaría general del PSOE en la que concurren, hasta la fecha, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, ha reabierto las viejas heridas que se produjeron en las primarias de 2010. Entonces Gómez se enfrentó al federal por la candidatura socialista a las elecciones autonómicas. Desde aquel proceso, varios sectores críticos consideran que el PSM vive en un estado de convulsión interna. El equipo del líder madrileño lo niega y se esfuerza por dar la imagen de unidad.

Gómez es uno de los pocos secretarios generales de las federaciones socialistas que aún no se ha decantado por ninguno de los dos candidatos. Aunque coquetea con la lista de Chacón, en Madrid ha defendido una lista abierta. Esgrime la idea de que los delegados no deben acudir con un “mandato cerrado e imperativo”. Pero el sector contrario, que lidera Jaime Lissavetzky, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, considera que es una estrategia para defender su hegemonía al frente del PSM. Apoyar a Chacón le restaría apoyos, justifican.

Hace unas semanas el entorno del secretario general del PSM alardeaba de controlar la gran mayoría del partido. Por eso, el congresillo madrileño se ha interpretado en algunos sectores como una moción de censura sobre su gestión al frente del partido. La igualdad obtenida abre un nuevo escenario de cara al congreso regional que se celebrará en marzo. Crecen las voces que sostienen que el resultado del congreso de Sevilla tendrá consecuencias en Madrid.

La tensión en el PSM ha ido creciendo en las últimas semanas hasta alcanzar su punto álgido el pasado martes cuando Ferraz rehabilitó, casi por sorpresa, a la agrupación de Móstoles. Esta delegación llevaba suspendida casi cuatro años y había recurrido al federal para participar en este proceso. Gómez protestó airado y pidió amparo a Zapatero al considerar que esta decisión se debía a presiones de Rubalcaba. Al final los afiliados de Móstoles pudieron votar, pero su resultado no resultó significativo.

Tomás Gómez ha defendido el trabajo del congresillo madrileño. "Hoy salimos reforzados los socialistas madrileños. Me siento muy orgulloso de los 79 compañeros que vamos a Sevilla, que somos esenciales y somos la columna vertebral de ese nuevo socialista". Gómez ha descartado diferencias en el PSM. "Tenemos un proyecto compartido y una federación que somos la de la unidad política una vez que han hablado los militantes". El jefe de los socialistas madrileños ha añadido:"No somos el partido del mandato imperativo. Somos un partido que vamos a Sevilla a ser convencidos, a escuchar a los candidatos y debatir con ellos"

Por su parte, Jaime Lissavetzky, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid y que encabeza la lista de Alfredo Pérez Rubalcaba en Madrid, ha asegurado tras concluir el recuento definitivo del congresillo del PSM que la candidatura que él defiende “ha obtenido un magnífico resultado, en condiciones difíciles y frente a una candidatura variopinta”. El exsecretario de Estado para el Deporte ha agregado: “El 55% que ha obtenido la otra candidatura no está definido a quién va a apoyar y eso va a abrir la puerta para que Rubalcaba pueda tener un excelente resultado en Madrid”.

Lissavetzky ha querido quitar importancia a los diferentes encontronazos entre ambos sectores que se han vivido en los últimos días. “El partido sale unido y esa unidad va acompañada de un cambio”. Y ha proseguido: “Este proceso no tiene por qué provocar fisuras”.

El diputado regional Eusebio González Jabonero, que respalda la lista de Tomás Gómez, ha mostrado su “satisfacción” por la “victoria por más de 10 puntos de diferencia y nueve delegados más” de su candidatura. González Jabonero ha defendido un resultado que compromete el liderazgo de Gómez en el PSM. Varios miembros del equipo de Gómez aseguraban durante los últimos días que lograrían más del 60% de los apoyos. Y tras la votación han visto recortada seriamente esta diferencia. A pesar de ello, el diputado madrileño ha señalado: “Si nos remitimos a la última votación en clave interna, hemos pasado de cuatro puntos de diferencia a más de 10, respecto a las primarias de hace más de un año”.

Apartar cargos con juicios abiertos

P. Á.

El PSM abogará por apartar de sus cargos a aquellos que tengan algún proceso judicial abierto. Será incompatible con cualquier cargo orgánico o público el estar condenado por un juez. Cuando el cargo esté imputado, lo decidirá el Defensor de la Militancia. Si esta enmienda prospera en el congreso de Sevilla, tendría que abandonar su cargo Trinidad Rollán, secretaria de Organización del PSM y número dos de Tomás Gómez, condenada hace en enero de 2011 a ocho años de inhabilitación por un delito de prevaricación por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana