Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gipuzkoa pone cerco al fichaje de deportistas alevines

La Diputación impedirá que los niños hagan deporte en clubes fuera de su municipio

Equipo alevín del Antiguoko, club de fútbol de San Sebastián.
Equipo alevín del Antiguoko, club de fútbol de San Sebastián.

La nueva orden foral de deporte escolar de Gipuzkoa impedirá que los niños hasta 14 años puedan inscribirse en clubes de fuera de su municipio, lo que pondrá fin a la política de fichajes en edades tempranas que practican algunas entidades del territorio. El diputado de Deportes, Denis Itxaso, la directora de Deportes, Goizane Alvarez, y el jefe del servicio Iñaki Iturrioz han explicado hoy en una rueda de prensa los detalles de la nueva orden, que introduce algunos cambios respecto al programa actual, fruto de un proceso de reflexión iniciado el pasado año.

Una de las principales novedades será la regulación de la movilidad entre estructuras deportivas en edad escolar, que el próximo año se aplicará hasta la edad alevín (12 años) y se extenderá posteriormente a las categorías infantiles (hasta 13/14 años).

El límite territorial para hacer deporte en esas edades será el propio municipio de residencia o del centro de estudios en el que se esté matriculado el niño y, en los casos de ciudades de más de 50.000 habitantes, el ámbito podrá ser inferior al municipal. Esta norma persigue preservar el interés del menor y evitará que algunos clubes se dediquen a "fichar" jugadores que viven a decenas de kilómetros en edades tempranas, tal y como ocurre actualmente.

Durante la comparecencia, la Diputación no ha aclarado si esta norma afectará también a la Real Sociedad, que conforma sus equipos infantiles con los niños que más destacan de todo el territorio, en virtud del convenio que le une a todos los clubes guipuzcoanos. No obstante, con posterioridad, la institución foral ha aclarado, en una nota de prensa, que "existe un acuerdo de fondo con la Real Sociedad para que los niños con mayor proyección de esta categoría puedan entrenar y competir en los equipos del club".

La Diputación, como ya había anunciado, iniciará dos años antes, a los seis, el programa de deporte escolar, aunque en los dos primeros cursos los escolares no participarán en disciplinas deportivas concretas, sino en un programa de juegos y actividades no competitivas que buscan fomentar el desarrollo sicomotor y las habilidades sociales y emocionales, además de equiparar la capacitación de los niños y las niñas para la iniciación deportiva. Algunos centros lo pondrán en marcha a partir del próximo año y en el curso 2018/2019 se extenderá a toda la provincia, ha explicado el diputado.

Uno de los apartados más polémicos del actual diseño, la conciliación entre la iniciación al rendimiento y el deporte en el centro escolar -que afecta a los chavales de sexto de primaria- ha sufrido algunas modificaciones, pero la Diputación ha mantenido la obligatoriedad de que los niños que juegan en clubes deban seguir haciendo deporte en sus colegios.

Para responder a las frecuentes quejas por esta obligatoriedad, la Diputación ha flexibilizado el programa, de manera que los niños no se vean obligados a entrenar dos días en sus colegios y otros dos en sus clubes, a lo que se sumaba un partido el sábado con sus compañeros del centro escolar y otro el domingo con sus respectivos equipos.

A partir de ahora, en el caso del fútbol, deporte con el que se ha alcanzado un acuerdo para un nuevo diseño, la Diputación ha "redimensionado" la competición de rendimiento, a la que sólo accederán 24 clubes -hasta ahora eran 45- y ha creado un nuevo itinerario de "perfeccionamiento" para todos los demás. Así, un niño de 12 años que compite en un club de rendimiento estará obligado a entrenar un día en su colegio y jugará menos partidos con sus clubes. Los de perfeccionamiento estarán obligados a entrenar dos días en su centro escolar y al menos uno con su club, con el que jugará también menos partidos que hasta ahora.

No obstante, la Diputación flexibilizará su posición a la hora de permitir la presencia de los alevines de clubes en torneos. La institución foral ha anunciado que incrementará la labor inspectora y aplicará sanciones a las entidades que no cumplan con la nueva orden foral. También pondrá en marcha un plan de formación continua para los monitores y analizará la financiación del programa para corregir los desequilibrios territoriales existentes a día de hoy y para permitir un acceso universal a la actividad deportiva.